La guerra es tan fuerte que no podemos cerrar nuestros ojos

La guerra es tan fuerte que no podemos cerrar nuestros ojos. Este es el enemigo que se levanta contra todo lo que lleva el nombre de Dios. 2 Tesalonicenses 2: 4

La guerra es tan fuerte que no podemos cerrar nuestros ojos, porque al mínimo descuido somos azotados por el enemigo, el cual quiere destruir la obra redentora de Cristo para que no nos levantemos más.

Por eso esta carrera, la de ser cristiano, tenemos que defenderla con valentía, estableciendo que nuestra lucha no es contra carne ni sangre sino contra principados, gobernadores, potestades y huestes de maldad. Estos luchan para que el reino de la luz no se manifieste en nuestras vidas, haciéndonos prisioneros y sometiéndonos a yugos que nos imposibilitan la libertad que nos fue dada hace dos mil años.

Tenemos que levantarnos con las armaduras de Dios, a la vez que establecemos los ángeles de guerra con espada desenvainada alrededor de nosotros, dispuestos a pelear hasta vencer al que se levante en contra.

Pastora Montserrat Bogaert

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior Publicación#Psalms 80:1-2 #ESV / @ibcrd
Siguiente PublicaciónLas Tribulaciones

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.