La mujer que oró a Dios

A young woman praying with her hands together on white background

Ana fue una mujer de Dios, una mujer que por su fe y su entrega alcanzó el favor de Dios. La Biblia se encarga de darle el lugar que se merece, y con ella encuentran su lugar las mujeres cristianas de hoy.

Ana es un ejemplo bíblico excelente de cómo se pide con fe. Estaba casada con un hombre llamado Elcana, al igual que otra mujer. Con el correr de los años, Penina la segunda esposa de Elcana le dio varios hijos e hijas, mientras Ana siguió estéril. Ana anhelaba tener un hijo propio.

Por fin, en la festividad anual, Ana se fue a la entrada del tabernáculo y lloró con ruegos al Señor y una tristeza profunda, pidiendo un hijo y haciendo voto de entregárselo al Señor (1 S 1.10, 11). El Señor oyó la petición de Ana y la contestó. Nueve meses después ella tuvo un hijo llamado Samuel, quien llegó a convertirse en el profeta y juez de todo Israel.

¿Habría nacido Samuel si Ana no le hubiera pedido a Dios que le diera un hijo? La Biblia parece indicarnos que no. Samuel llegó al mundo en respuesta directa a la petición sincera y emotiva de Ana.

-Reflexiones Cristianas

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.