Fri, 28 February 2020

La mujer que tocó el manto de Jesús

Marcos 5:33
Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él, y le dijo toda la verdad.

A diferencia de muchas mujeres sin nombre en la biblia que son poco conocidas, esta es una de las más conocidas, predicada, estudiada y de la cual se a escrito. “La mujer del flujo de sangre” llamada así por nosotros pero la biblia la destaca como “ La mujer que tocó el manto de Jesús “

El evangelio de Mateo, Marcos y Lucas relatan la historia de esta mujer, en lo personal me gusta mas el relato de Marcos ya que es mas detallista en los acontecimientos y sucesos de esta historia.

Esta historia se entre laza con la historia de Jairo y su hija, mientras Jairo esta hablando y suplicando a Jesus que vaya a su casa a sanar a su hija, se acerca una mujer con una necesidad muy en particular.

Dice la palabra que esta mujer llevaba doce largos años sufriendo de flujo de sangre, te puedes imaginar a esta mujer? Como su ánimo, sus fuerzas físicas debían estar deterioradas, drenadas con tanta pérdida de sangre y aparte de eso también debió en muchos momentos ser menospreciada porque en la ley una mujer en esta condición era considerada inmunda.

Nos dice el relato bíblico que ella había sufrido mucho de muchos médicos y gastado todo lo que tenía. Ningún médico pudo hacer nada por ella, en salmos 108:12 dice la palabra; Porque vana es la ayuda del hombre. Solo pudieron llevarla a sufrir más y encima de todo quedar sin dinero, esta enfermedad no solo le estaba quitando su salud física y podríamos decir hasta emocional, sino que también la había dejado sin dinero. Pienso que ella era una mujer económicamente pudiente para poder gastar su dinero en médicos en aquel tiempo. Esto no se trata de cuan buen status social tenga una persona mientras mas dinero estoy mejor o libre de enfermedad. La enfermedad puede llegar a cualquier persona con dinero o sin dinero y en ciertos momentos ayuda y puede traer un alivio pero hay enfermedades que no tienen cura, solo un milagro de Dios sobre la vida de la persona puede hacer que reciba la sanidad.

Pero un buen día esta mujer escuchó hablar de Jesús, quizás alguna vecina algún familiar estaba testificando de los milagros que Jesús estaba haciendo entre la multitud que le seguían día a día. La palabra dice que la fe viene por el oír y el oír la palabra de Dios. Esto que escuchó hablar de Jesús produjo fe en ella como para creer que si él estaba sanando a otros también tenía el poder para sanarla y detener aquel flujo de sangre.

Me pregunto cuantos pensamientos habrán podido pasar por la mente de esta mujer que quisieron robarle la fe y deseo de allegarse a Jesús.
Tales como, y si las fuerzas no me dan para llegar hasta dónde esta Jesus? Y si me ve algún conocido que sabe de mi enfermedad y me señala como inmunda? Hay cristianos que nunca logran o intentan acercarse mas al Señor por estar pensando en lo que no pueden hacer que en lo que si pueden hacer.

Dice que ella entro entre la multitud, imagínate cuantas personas pinchándose entre si,muchos siguiendo a Jesús pero pocos acercándose como procuraba esta mujer,sin apenas espacio para caminar, pero esta mujer se esforzó no dejó que esto le impidiera lo que se había propuesto en su corazón ella entendió que había tan gran poder en Jesús que si solo lograba tocar el borde de sus vestiduras sería sana, que gran fe tuvo esta mujer!!

Y llegó el momento mas grande de su vida “tocar el borde del vestido del Maestro” donde experimentó la recompensa de su fe, esfuerzo y que en el acercase más al Señor hay bendición y fluir de poder para nuestras vidas.
Y lo que los médicos y el dinero no lograron en años lo hizo Jesus en un instante en un abrir y cerrar de ojos porque donde el hombre no puede ahí si puede el Señor porque lo que es imposible para el hombre para el es posible. Tan pronto le tocó ella sintió que su cuerpo quedó sano de aquel azote.

Jesús se detiene por un momento y pregunta quien le había tocado ? Ella a lo mejor pensó lo toco y me voy, pero no, porque el que se allega al Señor recibe la bendición completa no a medias y había algo que faltaba en su vida. Entonces ella con temor se acercó y le dijo toda la verdad entonces Jesús me imagino con una tierna mirada llena de amor y dulce voz le dice; Tu fe te ha hecho salva, ve en paz, queda sana de tu azote. Gloria a Dios!!

La decisión que tomo esta mujer no tan solo la llevo a recibir sanidad sino, salvación y paz en su vida, cuan grande es el Señor.

Todo aquello que estaba drenando su vida quedó atrás cuando ella se levanto en fe y tomó la decisión y accionó para acercarse a Jesus.

Que hay en tu vida que te esta drenando que no esta dejando que vivas una vida espiritual abundante y saludable en Cristo? No te conformes con solo seguir a Jesús,es momento de levantarte en fe decidir acercarte más al Señor y llevarlo a la acción. El acercarte a Dios va a conllevar esfuerzo de tu parte, pero te aseguro que la recompensa que recibirás en el Señor será grande, cuanto mas te acerques más poder de Dios fluirá sobre ti.

Salmos 73:28 Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien;

Espero que tu vida haya sido edificada,te invito a leer la historia en la Biblia y encontrar más tesoros espirituales.

Dios te Bendiga
Tu hermana y amiga Blankita
Mujeres a los pies de Jesús ©️

Fuente: La mujer que tocó el manto de Jesús

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!
Blankita Marreo MALPDJ
Blankita Marreo MALPDJhttp://blog-mujeresalospiesdejesus.blogspot.com/
Hola, Dios te bendiga, Simplemente soy una sierva de Jesucristo,esposa,madre y una mujer que anhela vivir a los pies de Jesus.
Anterior PublicaciónVersiculo del dia – Isaias 26:12
Siguiente PublicaciónLas hijas de Zelofehad

SIGUENOS 🙂

97,580FansLike
2,424FollowersFollow
10,129FollowersFollow
1,320SubscribersSubscribe