La preeminencia del amor

El Amor constituye uno de los sentimientos más nobles y grandes que existe. Por Amor, Dios entregó a Su Hijo Unigénito Jesús. La esencia fundamental de Dios es el Amor. Él es Amor. En el día de hoy procederemos a hablar sobre este sentimiento tan grande.

La Palabra de Dios dice en Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna”. También dice en 1ra. Corintios 13:1-13 “Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve. El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.  El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; pero cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”. Además, dice en 1ra. Juan 4:8 El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor”.

 RECUERDA, TODO LO QUE HAGAMOS DEBEMOS HACERLO CON AMOR. DIOS ES AMOR, ENTONCES TODO ABSOLUTAMENTE TODO DEBEMOS HACERLO TENIENDO A DIOS CON NOSOTROS, PUES DE NADA TE VALE HACER TODO SIN DIOS DE TU LADO. Y PARA TENER A DIOS CON NOSOTROS Y SER CONSTITUIDOS SUS HIJOS ES IMPRESCINDIBLE QUE CRISTO JESÚS SEA NUESTRO SEÑOR, REY Y SALVADOR. ¿YA LO TIENES EN TU VIDA?

Dios te bendiga,

Luis Manuel Polanco Schott

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com