La pregunta de Teresa

Si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.
1 Juan 2:1-2

Teresa acababa de conocer el Evangelio. Deseaba aprender muchas cosas, pero había una pregunta que la perturbaba: ¿Cómo pudo Cristo expiar mis pecados en la cruz cuando yo todavía no los había comedido?

Supongamos que el patio de una escuela ubicada en la montaña esté situado al borde de un precipicio. Como los niños perderían el balón porque se les saldría por encima de la reja, el maestro les prohíbe jugar en ese lado del patio. Además exige que el niño que pierda un balón compre uno nuevo. Pero un amigo del maestro oye hablar de ese asunto y le da una buena cantidad de dinero para pagar todos los balones que se pierdan, pero con una condición: el niño que pierda un balón debe decírselo al maestro.

Así, pues, el amigo del maestro dio una suma para pagar todos los balones que se pierdan, pero sólo serán reemplazados los balones que un niño u otro reconozca haber perdido.

Del mismo modo, el sacrificio de Cristo concierne a todos los pecados del mundo, tanto los cometidos antes como después de su venida. Pero sólo son perdonados los pecados de las personas que van a Dios reconociéndose perdidas.

El amigo del maestro no sabía de antemano qué niños se beneficiarían de su generosidad, mientras el Señor Jesús, como es Dios, sabe todo de antemano. Antes de la crucifixión confió sus discípulos a su Padre mediante una oración, especificando que también oraba por aquellos que iban a creer (Juan 17:20). Luego Jesús “se dio a sí mismo en rescate por todos” (1 Timoteo 2:6).

Inline image 1

2 Crónicas 24 – 1 Corintios 14:20-40 – Salmo 104:14-18 – Proverbios 22:28
© Editorial La Buena Semilla

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!
Anterior Publicación¿Qué es esto?
Siguiente PublicaciónDel miedo a la valentía

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com