La receta Biblíca

PROVERBIOS 17:19-22 “Al que le gusta ofender, le gusta pelear; el fanfarrón provoca su propia ruina. Jamás la mente perversa se encontrará con el bien; la lengua embustera caerá en la desgracia.Ser padre de un necio trae sólo dolor; ser padre de un tonto no es ninguna alegría. Buen remedio es el corazón alegre, pero el ánimo triste resta energías.”

A menudo, Jorge y Elisa tienen una «noche de chistes» mientras cenan con sus cuatro hijos de edad escolar. Cada uno cuenta chistes que leyeron, escucharon o inventaron durante la semana. Esta tradición ha generado recuerdos divertidos; incluso, las risas han ayudado a levantar el ánimo de los niños en días difíciles.

  1. S. Lewis escribió sobre los beneficios de las charlas alegres alrededor de una mesa: «Nada bajo el sol vale ni la mitad de lo bueno que es que una familia ría mientras come».

Proverbios 17:22 habla de la sabiduría de fomentar un corazón alegre, y ofrece una «receta» para sanar el alma y mejorar la salud: “Buen remedio es el corazón alegre, pero el ánimo triste resta energías.”  Este medicamento cuesta poco y trae grandes resultados.

Todos necesitamos esta receta bíblica. Las conversaciones alegres pueden resolver desacuerdos, y ayudarnos a tener paz aún después de un examen estresante en la escuela o un día difícil en el trabajo. Las risas entre familiares y amigos suelen crear un lugar seguro donde todos se sienten queridos.

¿Necesitas incorporar más risas en tu vida como un «buen remedio» para tu espíritu? Recuerda que tienes el estímulo de las Escrituras para cultivar un corazón alegre.

¿Qué hiciste para que el gozo del Señor te llene?

Lisa M. Samra

OREMOS: DIOS TODOPODEROSO, gracias por el gozo con que llenas nuestro corazón. En el amor de CRISTO, amén.