¿Libre o esclavo? – Primera parte

(Uno) es hecho esclavo del que lo venció.
2 Pedro 2:19

Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.
Gálatas 5:1

Fénelon, autor francés de finales del siglo 17, escribió: «Dios hizo la libertad; el hombre hizo la esclavitud». Y así es, sobre todo si pensamos en la desobediencia de Adán y Eva en el huerto de Edén. El hombre, engañado por Satanás, cayó en la esclavitud del pecado (Génesis 3:1-6). Desde entonces el pecado constituye la peor esclavitud en la vida del hombre. ¡Cuántos hechos y gestos, deseos egoístas y engañosos, son dictados por los pensamientos de corazones esclavos del pecado! La Biblia menciona muchas causas de esclavitud: dinero, orgullo, vanidad, sexo, alcohol, drogas y otros ídolos que gobiernan nuestras vidas.

Solo Jesucristo, quien también fue tentado por el diablo, demostró su absoluta perfección alejándolo de él mediante la Palabra de Dios (Lucas 4:2-13). Los evangelios dan testimonio de que él, el único hombre perfecto, alivió el sufrimiento de muchas personas cautivas por el pecado. Pero para que estas fuesen liberadas definitivamente de su esclavitud al pecado, fue necesario que Jesús muriese en la cruz. Esto es lo que la Biblia llama la redención, el rescate.

En la antigüedad, cuando alguien pagaba el rescate por un esclavo, podía liberarlo. Lo mismo sucede con nosotros, quienes por naturaleza somos esclavos del pecado. Podemos ser liberados por Jesús, el Salvador. El cristiano es aquel que fue liberado, que ya no pertenece más al diablo sino a Jesucristo, el Hijo de Dios que pagó con su propia sangre el precio del rescate.

(Continuará)
Isaías 44 – Marcos 5:21-43 – Salmo 50:16-23 – Proverbios 14:25-26
© Editorial La Buena Semilla

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónPor qué a mi?
Siguiente Publicación¿Libre? ¡Habría que ver! – Segunda Parte

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.