Los Suegros

Suegros! Una palabra que puede traernos diferentes sensaciones al escucharla.

Muchas mujeres no suelen llevar una buena relación con su suegros, especialmente “la suegra” y las razones pueden ser infinitas.
Como cristianas, la Palabra siempre nos va a animar a llevar una relación cordial y amable con todas las personas, eso incluye a nuestros suegros, sí y sí! Puedo pensar en que tan buena relación tuvo Rut con su suegra Noemí y me imagino una relación de madre e hija, y sí, así es como “debería” ser.
Desde las primeras páginas del libro de Génesis, vemos como Dios mismo habla del matrimonio y lo primero que dice es “…por tanto dejará el hombre a su padre y su madre y los dos serán una sola carne”. Hay much@s hij@s que no cortan el cordón umbilical, ni físico, ni emocional, ni económico con sus padres, que no ponen en primer lugar a sus espos@s, lo que da como resultado suegros influyendo de manera negativa y constante en el matrimonio de sus hijos, eso suele suceder con mucha frecuencia, aún con suegros “cristianos”.
Si tú eres una suegra, espero que estés haciendo bien tu papel como tal, como toda una cristiana sabia y prudente, amando a tu nuera o a tu yerno como un hijo en verdad, reconociendo que tu hij@ ya tiene su propia familia y que su espos@ es su prioridad, respetando y honrando la decisión de tu hij@ en cuanto a esa persona.
Si tú eres una nuera cristiana, debes saber que al momento de casarnos con nuestros esposos, adquirimos una nueva familia, el hecho de ser “una sola carne”, advierte que técnicamente sus padres se convierten en mis padres y mis padres en los suyos. Ya sé, aquí puedes estar abriendo tus ojos a su máxima expresión mirando tu celular como: ¡¿Qué?! y yo te digo: Sí y sí! . De hecho, en inglés, la traducción de suegro o suegra es Father o Mother in Law, que significa mamá o papá en ley, así que..ellos son tus padres en la ley! Ya sé, que estarás pensando que tus suegros son unos metidos, y no sé que tanto! y de que los hay, los hay! Pero, amiga, yo vengo a hablarte a ti, como cristiana y sobre la actitud que debe ser la correcta. Puede que tus suegros te hayan herido, lastimado, rechazado, menospreciado, que se hayan metido mucho en tu relación, que incluso, hayan influenciado para mal en tu esposo o tus hijos… lo que sea que hayan hecho mal, como cristianas, nosotras tenemos una responsabilidad, primeramente ante Dios y luego con nuestros esposos, de tener una actitud de perdón hacia ellos, de honra y respeto, de bondad, de misericordia, de amor, de agradecimiento (pues por ellos tienes a tu esposo a un lado), de tratar a lo máximo de llevar como dicen “la fiesta en paz”, por más difícil que sea, no podemos dejar que sus actitudes nos dañen o nos hagan experimentar sentimientos nocivos que ponen en riesgo nuestra salvación, cuidarnos de esas raíces de amargura y comportarnos como dignas hijas de Dios, orando por ellos, perdonando sus ofensas (así como Dios perdona las nuestras) y siempre procurar ser de bendición para sus ellos.
Si la situación es muy difícil, la relación está muy dañada: ora y sigue orando! Cree que Dios puede hacer el milagro.
Dios nos ayude a siempre ser una bendición.
Con cariño,
Yai🌷

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.