Luchando contra el engaño

La historia de hoy es una historia de engaño. Josué y el pueblo de Israel habían conquistado ciudad tras ciudad.  Los Cananeos tenían miedo de su Dios poderoso.  Los
Gabaonitas no querían pelear contra Israel, e hicieron un plan para engañarlos y
forzar un convenio de paz.

Los habitantes de Gabaón, cuando oyeron lo que Josué había hecho a Jericó y a Hai actuaron con astucia. Fueron y prepararon provisiones y tomaron sacos viejos para sus
burros, y odres gastados, rasgados y remendados; calzaron sus pies con sandalias gastadas y remendadas, y vistieron ropa harapienta. Todas sus provisiones estaban secas y desmenuzadas. Y fueron a Josué en el campamento de Gilgal, y le dijeron a él y a los hombres de Israel, “Hemos venido de un país lejano, así que ahora haz un pacto con nosotros.” Josué 9:3-6

Cuando los líderes de Israel vieron a los Gabaonitas, creyeron su historia.  Confiaron en lo que vieron y no se tomaron el tiempo de consultar al Señor antes de tomar su decisión.  Eso los llevó a hacer un pacto con un pueblo que debían haber conquistado, tal y como el Señor les había ordenado.

“Josué y los sacerdotes de Israel fueron impetuosos y no se tomaron el tiempo de consultar al Señor.  Caminaron por vista y no por fe.  Después de escuchar el discurso de los
extraños y examinar la evidencia, Josué y sus líderes concluyeron que los hombres estaban diciendo la verdad. Los líderes de Israel tomaron el enfoque científico en lugar del enfoque espiritual”. 


Ellos dependieron de sus sentidos, examinaron los “hechos” discutieron el problema, y llegaron a una conclusión. Era todo lógico y convincente, pero todo estaba mal”.  Warren Wiersbe, Sé fuerte.

No puedo contar el número de elecciones que he hecho con cosas que parecían increíbles pero que, al final terminaron siendo decisiones equivocadas.

El engaño es uno de los planes favoritos del enemigo.  La Biblia nos dice que Satanás es el impostor y que se disfraza como un ángel de luz (2 Corintios 11:14) Satanás es un mentiroso e intenta que escuchemos sus mentiras y las creamos.

Es el maestro del engaño. Es experto en hacer que las cosas malas brillen ante nuestros ojos, haciendo que mordamos el anzuelo. Satanás siempre viste un disfraz y se esconde
detrás de una máscara.

Tenemos que buscar al Señor cada día, para no ser engañadas por nuestro adversario.  Únicamente cuando nuestras vidas estén enraizadas en la verdad de Dios seremos capaces de reconocer el engaño del diablo.

El consejo de Jehová permanecerá para siempre; Los pensamientos de su
corazón por todas las generaciones
. Salmos 33:11

Tenemos un Dios poderoso, quien puede convertir los planes de las personas en nada. Nuestro entendimiento depende de las circunstancias y emociones. Pero su consejo permanece para siempre. La verdad de Dios es revelada en Su Palabra y necesitamos estudiarla y obedecerla para poder ver con nuestros ojos espirituales en lugar de ver con los ojos físicos.

Hablemos: ¿Qué pasos puedes tomar hoy para cambiar tus ojos físicos por ojos espirituales?

Contenta en Su servicio,

Edurne

Fuente Original: Luchando contra el engaño