Más Amor y Cero Odio

Más Amor y Cero Odio

“y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12 (RVR1960).

Estamos viviendo en tiempos donde a muchos se les ha olvidado el significado de la palabra amor. El odio es el causante que muchas personas respiren maldad y crueldad hacia sus semejantes. El odio se ha metido en los pueblos como un flagelo maligno tratando de aplastar al más débil. Aunque el odio y la maldad se hayan multiplicado en estos tiempos, tengo la certeza que todavía existe un gran remanente de hombres y mujeres saturados desde la cabeza hasta los pies del amor de Dios. Aunque las estadísticas del odio y la maldad vayan en aumentos y “antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó” (Romanos 8:37).

Si tenemos a Cristo en nuestros corazones, el resentimiento y el odio no tiene parte en nuestras vidas. Cuando tenemos a Cristo en nuestras vidas, no damos lugar al odio, porque Cristo es amor. Él es la Vid y nosotros somos sus ramas, por tanto, estamos conectados con Él. Cuando estamos conectados con Dios, el amor prevalece y el odio se larga en el nombre de Jesús. En este día, Dios anhela que tengamos un amor ferviente. El amor ferviente es un amor apasionado que nunca cambia por mas fuerte que sean los vientos. “Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados” (1 Pedro 4:8 (RVR1960). Un corazón de amor es un corazón perdonador. El apóstol Pablo escribió acerca del amor en sus epístolas resaltando el amor de Jesús hacia todos nosotros: “Mas Dios muestra Su amor para con nosotros, en que, siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (5:8 (RVR1960).

En 1 Corintios 13:1-8 el apóstol nos habla acerca de cómo el amor influye en cada uno de nosotros y la manera en que nos conducimos al realizar una función y nos dice: “Si yo hablase lenguas humanas y angélicas y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe. Y si tuviese profecía y entendiese todos los misterios y toda ciencia y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres y si entregase mi cuerpo para ser quemado y no tengo amor, de nada me sirve. El amor es todo para el ser humano.

El apóstol Pablo describe lo que es el amor con más detalles diciéndonos: El amor es sufrido, es benigno, el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad; Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser, pero las profecías se acabarán y cesarán las lenguas y la ciencia se acabará”. 1 Corintios 13:4-8 (RVR1960).

Más amor y cero odio. El amor no critica más bien edifica. El odio separa en cambio el amor une. Si nuestro Padre Celestial con Su gran amor cubrió nuestros pecados con la sangre de Su Hijo y nos perdonó, nosotros también tenemos que amar, perdonar y cubrir multitud de pecados. Dios es amor, Él se desprendió de Su Único Hijo por amor a cada uno de nosotros. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16 (RVR1960).

Oremos: Padre mío y Dios mío, gracias por cubrir todos mis pecados y borrarlos de mi vida. Lléname de Tu amor para transmitirlo a mis hijos, mi esposo, mis hermanos, amistades y en mi comunidad. Espíritu Santo de Dios recibo tu amor en el Nombre de Jesús, amén.

Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.org



Fuente Original: Más Amor y Cero Odio