Merece la pena esperar la voluntad de Dios

SALMO 27:13,14 “Hubiera yo desmayado, si no creyera que he de ver la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes.  14 ¡Espera en Jehová! ¡Esfuérzate y aliéntese tu corazón! ¡Sí, espera en Jehová!”

La disciplina de la espera es una de las más difíciles de practicar. Esto es especialmente cierto cuando el deseo de nuestro corazón está a nuestro alcance, y estamos seguros de que DIOS está a punto de darnos esa bendición. Pero el Señor siempre tiene un buen propósito cuando nos pide que esperemos, aun cuando no podamos discernir Su motivo por meses o incluso años. Aunque difícil, la espera es esencial para vivir en obediencia y para cosechar bendiciones.

Una de las razones principales por las que los creyentes se apartan de la voluntad de DIOS y, en consecuencia, de la comunión con ÉL, es el deseo de actuar por cuenta propia sin recibir primero orientación divina. Cometemos este error muy a menudo al tratar de hacer algo que creemos que complacerá al Señor. Pero la manera de agradar a nuestro Padre es seguir las frecuentes exhortaciones de la Biblia en cuanto a la espera.

No obstante, es posible confundir la espera con la ociosidad. Hacer una pausa para recibir instrucciones requiere una inmovilidad consciente, es decir, la decisión de no actuar hasta que DIOS nos dé dirección clara. Su plan para nuestra vida no requiere ninguna deducción de nuestra parte; ÉL nos dará instrucciones cuando sea el momento adecuado, así que debemos estar en oración y mantenernos en Su Palabra si queremos recibir Su dirección.

Esperar es difícil. No queremos quedarnos quietos cuando nuestra inclinación natural dice: “¡Agarra el premio ahora antes de que se te escape!”

Pero los creyentes sabios esperan hasta haber escuchado la dirección de DIOS. Sólo entonces podremos seguir adelante con confianza, sabiendo que estamos caminando en Su voluntad.

Misiones En Contacto

OREMOS: Ayúdame Padre Celestial a saber esperar hasta recibir Tus instrucciones. Mientras tanto, estaré orando, leyendo y estudiando Tu Palabra, memorizando el o los pasajes bíblicos que me agraden y compartiendo lo que he aprendido. Que se haga Tu voluntad, Señor. En Tu Nombre, amén.

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónLa belleza en la creación
Siguiente PublicaciónEl pensamiento del Día

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.