Mi Problema Ya No Es Problema

Inline image 1

Mi Problema Ya No Es Problema


Generalmente pensamos que nuestros problemas son los más graves y los únicos, ¿Si te dijera que estamos equivocados cuando pensamos de esa manera lo desmentiría? Sí, estamos equivocados aunque suene raro decirlo. Dios es nuestro creador y Él sabe cómo nos creó como también sabe muy bien la capacidad que tenemos para resistir una prueba. Dios nunca nos pondrá cargas que no podamos resistir. Porque “A ustedes no les ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero Dios es fiel y no permitirá que ustedes sean sometidos a una prueba más allá de lo que puedan resistir, sino que junto con la prueba les dará la salida, para que puedan sobrellevarla” (1 Corintios 10:13).


“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su Propósito son llamados” (Romanos 8:28). Cuando leemos la vida de José el hijo de Jacob, podemos notar que sus hermanos consumidos por la envidia lo vendieron como esclavo a Egipto. Aun así, el enemigo no descansaba, seguía haciéndole maldad a José. La mujer de Potifar trató de seducir a José y lo acusó injustamente mandándolo a la cárcel, sin embargo José se mantuvo firme creyéndole a Dios de todo corazón. Aun en la cárcel, Dios le dio favor a José y lo coronó como gobernador de Egipto. Cuando el Señor le dio la libertad a José y él tuvo la oportunidad de ver a sus hermanos les dijo: “Acercaos ahora a mí. Y ellos se acercaron. Y él dijo: Yo soy José vuestro hermano, el que vendisteis para Egipto. Ahora, pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá; porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros” (Génesis 45:4-5,7). “Vosotros pensasteis hacerme mal, pero Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener con vida a mucha gente” (Génesis 50:20). Los planes de maldición del enemigo en contra de José fueron frustrados, porque Dios lo cambio para bien. Solo Dios puede hacer que las situaciones difíciles de nuestras vidas se cambien en bendición y a nuestro favor.


Para todo hay un propósito aun en medio de las pruebas, porque es en medio de las pruebas que crecemos y maduramos. Nuestro carácter es moldeado cuando reconocemos que necesitamos un cambio antes situaciones que se presentan en la vida. Dios moldea nuestro carácter. ¿Y a que le llamamos carácter? ¿Qué tiene eso que ver conmigo? El carácter: son costumbres y comportamientos que se ha obtenido a través de la vida. El carácter de una persona también se complementa con el temperamento y las aptitudes que establecen la naturaleza de una persona. Sé que es difícil cuando pasamos por momentos de tensión cuando se nos presentan situaciones no esperadas en los cuales no sabemos cómo reaccionar y qué hablar.


Años atrás cuando me encontraba en la universidad pasé por unos momentos de angustia y desesperación, que solo la intervención de Dios podía resolver mi situación. En mi mente solo me venían las palabras ¿Por qué a mi Señor? Entonces algo sobrenatural pasó cuando en medio de mi emergencia, en mi necesidad, me tiré de rodilla a pedirle ayuda a Dios. En mi angustia clamé a Él y Él me respondió inmediatamente, no porque me lo mereciera, sino por Su misericordia. Hablé con Dios y le conté todos mis problemas, de repente sentí que Él me escuchaba porque sentía Su presencia. Luego me dirigí a buscar mi Biblia y al abrirla, el Señor me dirigió en Isaías 41:8-13 y me dijo: “Pero tú, Israel, siervo Mío eres; tú, Jacob, a quien Yo escogí, descendencia de Abraham Mi amigo. Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí, y no te deseché. No temas, porque Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo Soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos; serán como nada y perecerán los que contienden contigo. Buscarás a los que tienen contienda contigo, y no los hallarás; serán como nada, y como cosa que no es, aquellos que te hacen la guerra. Porque Yo Jehová Soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, Yo te ayudo”.


Hermanos, esas palabras confortaron mi alma y no tenía cómo agradecerle a Dios. Empecé a llorar pero esta vez las lágrimas eran lágrimas de confortamiento y de paz, porque Dios se estaba revelando en mi vida de manera especial. Cuando estamos pasando por diversas pruebas, nos doblegamos y nos rendimos ante Dios, porque sabemos que solo Él puede resolver nuestras situaciones. Es en las pruebas donde Él empieza a obrar en nosotros, es precisamente en esa rendición que Él por Su misericordia nos moldea y obra en nuestro carácter. Dice la palabra de Dios en Salmos 51:17 “…al corazón contrito y humillado, oh Dios, no despreciarás”.


Quizás en estos momentos te siente en una emergencia y necesita la intervención de Dios en tu vida. La solución es creerle a Dios, Él te resolverá todos tus problemas, solo tírate de rodilla de todo corazón y habla con Dios. Algunas veces no tienes ni que contarle tus problemas, porque Él ya lo sabe, solo alábale a Dios aunque no tengas fuerzas. Es en medio de las alabanzas que Él también moldea tu carácter, Dios quiere moldear tu carácter. Descansa en el Señor y permite que Dios te siga moldeando, Él lo está haciendo conmigo también.


El apóstol Pablo también nos habla acerca del carácter. Él se dirigió por cartas a la iglesia en Roma diciéndoles: “También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia. Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación” (Romanos 5:3-4 Nueva Traducción Viviente (NTV). La Palabra del Señor nos dice: “Tened por sumo gozo, hermanos míos, el que os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia, y que la paciencia ha de tener su perfecto resultado, para que seáis perfectos y completos, sin que os falte nada”. (Santiago 1:2-4 LBLA).


Hermanos en este día te animo a que te llene de fe, para el Señor no hay nada imposible. Él está al control de tu situación. No permitas que las dificultades te roben la paz que Dios te ha dado. No permitas bajo ninguna circunstancia que el enemigo te robe el gozo ni tu comunión con Dios. Agárrate de Dios como nunca antes, búscalo, cuéntale tus cosas, dile cómo te sientes. Te aseguro que Él te escucharás y nunca te desamparará. Al final todo pasará, y tú saldrá más que vencedor/a en el nombre de Jesús. Lo que pensaste que era un problema, ya no es problema, se esfumó, Dios lo borró. ¡Amén!


Ora sin cesar, persiste en la oración, sigue creyéndole a Dios, sed sabio y descansa en el Señor. Dale las gracias al Señor nuestro Dios.

Por B. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónEl dinero, ¿da la felicidad?
Siguiente PublicaciónDios cubra Mi República Dominicana

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.