¿MUCHO TRABAJO?

SALMOS 55:17 “En la tarde, al amanecer y al mediodía oraré y clamaré, y él oirá mi voz”

 Antes de empezar tu trabajo, ¡Ora! Pide a DIOS que te ayude en tu trabajo pero no le pidas no esperes que ÉL lo haga.

Te agradezco Señor por mi trabajo, ¡dame fuerzas, sabiduría y prudencia!

Cuanto más hayas anotado en tu agenda y cuantos más problemas tengas, más necesitas orar.

Todos necesitamos orar durante media hora todos los días, a menos de que estén muy ocupados, si es así, necesitan orar una hora o más.

Es conocido por todos que día a día enfrentamos problemas y luchas en el lugar de trabajo. Al estar con otras personas se dificulta en algunos momentos tener tranquilidad, pues todos cargamos muchos problemas y muchas veces cargamos a otros.

No salgas de tu casa sin hablar con DIOS, está es el mejor consejo que recibirás, y cuando lo pongas en práctica verás la diferencia.

Esto no quiere decir que NO tendrás problemas o situaciones que enfrentar, por el contrario, habrá días en que serán muchos, pero cuando has entregado tu trabajo a DIOS, verás cómo obtendrás más sabiduría para hacerlo.

Otro beneficio de orar antes del trabajo, es que te levantarás más temprano para tener ese tiempo especial con DIOS, y eso te ayudará a organizarte hasta en la llegada al trabajo.

Está en tus manos tener un buen día o no. ¡Decide!

OREMOS: SEÑOR MI DIOS, ayúdame a disciplinarme para que antes de salir de casa pueda conversar Contigo y luego, antes de comenzar mi trabajo pida tu guía y bendición. Gracias por las muestras de Tu amor. En el nombre de Cristo, amén.

Renuevo de Plenitud