¿No puedo o no quiero?

no quiero

YO PUEDO PERDONAR

LUCAS 17:3-4 “Si tu hermano peca, repréndelo; pero si cambia de actitud, perdónalo.  Aunque peque contra ti siete veces en un día, si siete veces viene a decirte: -‘No lo volveré a hacer’-, debes perdonarlo.”

Según tu opinión, ¿es fácil perdonar?   Para la mayoría de las personas no lo es.  El resentimiento duele mucho, y muchas veces se transforma en odio y rencor, llegando muchos a decir. “¡Yo simplemente no puedo perdonar!”.  El resentimiento y la rabia sacan toda la alegría de vivir, y muchos insisten en decir siempre la misma cosa: “¡Yo no puedo perdonar!”

Innumerables personas están cargando hoy con estos sentimientos de amargura.  Quizá seas tú una de esas personas. Si dices que no puedes perdonar, estás muy equivocado.  Deberías decir: “¡Yo no quiero perdonar!”

Pero, al final de cuentas, ¿Qué es lo que uno gana al no perdonar? ¿Será que eso afecta a la otra persona?  Por lo general, no.  Quien no consigue perdonar termina perjudicándose más que aquella persona a quien no perdonamos.

Pero recuerda lo que Dios te dice: -“Pero yo, yo mismo soy tu Dios y por eso perdono tus pecados y los olvido”-. Además de no ser de beneficio para ti, a Dios no le agrada que no perdones.  Incluso Él afirma: “Sed buenos y compasivos unos con otros, y perdonaos unos a otros como Dios os perdonó en Cristo” (Efesios 4:32).

Si no perdonas irás engendrando resentimiento que va en aumento hacia el rencor y el odio, haciéndote esclavo de esos sentimientos y separándote de Dios.  Si quieres ser libre, entonces debes perdonar.

Perdonar es una decisión de la voluntad propia, es avanzar en tu camino o quedarte paralizado por hechos que ya no se pueden cambiar.  Es tu elección.

Así que si aún persistes en no querer perdonar, te animo a que tomes en este día la decisión de perdonar y de buscar la reconciliación.  Cristo es la llave para que consigas perdonar a tu prójimo, pues en Él encontraras las fuerzas para perdonar y te capacitará para hacerlo.

Al perdonar, la paz de Dios llenará tu vida, habrá una enorme sensación de paz interior en tu corazón y también en tu mente, y el nombre de Dios será glorificado porque has sido obediente a su mandato. – MDE

ORACIÓN: Señor, mi Dios.  Se que Tu grandeza y Tu más sublime expresión de amor es perdonar.  Tú que perdonas y olvidas mis pecados, te pido Tu gracia para poder perdonar a las personas que de alguna manera me han ofendido.  Así como me darás las fuerzas también para perdonarlas, dame la sabiduría para poder amarlas y no dar espacio más en mi vida al odio y al rencor.  En Cristo Jesús. Amén

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.