Nuestra Historia

cid:ii_il0rrebw0_15312a666da16aee

Al pensar en nuestra historia, la historia de Esther y yo, varias fechas llegan a mi mente. Un domingo, en el año 2007, me contó Esther, que mientras oraba en la iglesia, oyó la Voz de Dios decirle: “Levanta tu cabeza, ese será tu esposo (yo), pero tengo que prepararlo”. Dios le enseñó que yo sería su esposo. Pasaron los años, y llega el año 2010, más precisamente el mes de mayo durante el Campamento de Jóvenes Mayores “Enfócate” de la iglesia donde asistimos, a través de una pastora, Dios me dice: “¿Ves la historia de Isaac y Rebeca? Así mismo te pasará a ti, Yo elijo tu esposa”. Luego, en un culto del 1ro de Enero 2011 llamado “Pasión Por Su Presencia”, a través de una amiga que hoy es pastora, Dios habló mucho a mi vida, a nivel ministerial y también me volvió a decir: “Yo he elegido a tu esposa. La estoy preparando”. Algunos meses más tarde, también ese mismo año, a través de un amigo, luego de un culto dominical en la iglesia, Dios me dice: “Yo soy quien te elijo esposa, no eres tú que lo hace”. Ya en verano de 2011, nos encontrábamos en el viaje misionero “Invasión de Amor Montecristi”. En muchas de las comidas o almuerzos, nos sentábamos juntos. Sin saberlo, Dios ya estaba trabajando en nosotros. Cuando volvimos de Montecristi, nos sentamos juntos en el autobús. Todo comenzó un domingo 14 de agosto, corría el año 2011. Estaban dando la conferencia “Un Siervo para su gloria” y luego de salir de allí, le pedí que fuera mi novia. Dios nos eligió el uno para el otro. En agosto 2012 nos casamos para toda la vida. Ella es mi ayuda idónea, mi complemento. Dios me ha bendecido en todo el sentido de la palabra estando con ella. Ya en este 2016, tenemos dos hermosos niños, Benjamín, de 2 años y 7 meses y Matthias, de 5 meses. En pocas palabras, Dios me guardó para ella y la guardó a ella para mí.

 La Palabra de Dios dice en Génesis 24:42-51 “Cuando hoy llegué a la fuente, dije: “Señor, Dios de mi amo Abraham, si es tu voluntad, te ruego que hagas prosperar mi viaje. Aquí me tienes, a la espera junto a la fuente. Si una joven sale a buscar agua, y yo le digo: Por favor, déjeme usted beber un poco de agua de su cántaro, y ella me contesta: Beba usted, y también le daré agua a sus camellos, que sea ella la mujer que tú, Señor, has escogido para el hijo de mi amo.” Todavía no había terminado yo de orar cuando vi que Rebeca se acercaba con un cántaro sobre el hombro. Bajó a la fuente para sacar agua, y yo le dije: “Por favor, deme usted de beber.” En seguida bajó ella su cántaro y me dijo: “Beba usted, y también les daré de beber a sus camellos.” Mientras yo bebía, ella les dio agua a los camellos. Luego le pregunté: “¿Hija de quién es usted?” Y cuando ella me respondió: “Soy hija de Betuel, el hijo de Najor y de Milca”, yo le puse un anillo en la nariz y pulseras en los brazos, y me incliné para adorar al Señor. Bendije al Señor, el Dios de Abraham, que me guio por el camino correcto para llevarle al hijo de mi amo una parienta cercana suya. Y ahora, si desean mostrarle lealtad y fidelidad a mi amo, díganmelo; y si no, díganmelo también. Así yo sabré qué hacer. Labán y Betuel respondieron: Sin duda todo esto proviene del Señor, y nosotros no podemos decir ni que sí ni que no. Aquí está Rebeca; tómela usted y llévesela para que sea la esposa del hijo de su amo, tal como el Señor lo ha dispuesto”. Además dice en Ester 2:17 “Y el rey amó a Ester más que a todas las otras mujeres, y ella halló gracia y bondad con él más que todas las demás vírgenes, y él puso la corona real sobre su cabeza y la hizo reina en lugar de Vasti”.

 RECUERDA, LA HISTORIA MÍA Y DE ESTHER FUE DISEÑADA Y CREADA POR DIOS DESDE LA ETERNIDAD Y HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE. DIOS NOS ELIGIÓ PARA LLENAR LAS PÁGINAS DE NUESTRA VIDA JUNTOS. ASÍ COMO EL SEÑOR SE ENCARGÓ Y SE ENCARGA DE CADA ASPECTO DE NUESTRAS VIDAS, ASÍ MISMO ÉL DESEA TENER TOTAL CONTROL DE TU VIDA. PARA ELLO, ES IMPRESCINDIBLE QUE ACEPTES A CRISTO JESÚS COMO SEÑOR, REY Y SALVADOR PERSONAL. ¿YA LO TIENES CONTIGO?

 Dios te bendiga,

Luis Manuel Polanco Schott

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónEl pensamiento del Día – Abre mis ojos Señor
Siguiente PublicaciónCrítico

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.