PENSAMIENTO DIARIO – SERVICIO

No sirvas a Dios a través de Jesucristo por lo que Él te pueda dar. Sírvele por lo que Él es. Él es mi Dios y Salvador y lo amo con todas las fuerzas de todo mi ser. (Jorge L. Cintrón)