¿Por qué murió Jesús?

¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?
Lucas 24:26

A esta pregunta los evangelios responden mostrando una serie de responsabilidades que va desde Judas, el traidor, hasta los soldados romanos, pasando por los sacerdotes judíos y los dirigentes Herodes y Pilato. Razones muy tristes llevaron a estos hombres a crucificar a Jesús: amor al dinero, envidia, ambición, maldad, odio, crueldad…

Pero la expresión “es necesario que” o “era necesario que”, empleada frecuentemente por Jesús con relación a su muerte, muestra otro lado de las cosas; sin embargo esto no resta nada a la responsabilidad de los hombres. Dios dio a su Hijo para nuestra salvación, Jesús entregó su vida por amor a Dios y a nosotros. Entregó su vida libre y voluntariamente, lo que subraya la expresión se entregó, varias veces repetida en el Nuevo Testamento. El Hijo, Jesús, hizo voluntariamente el don de su vida, pero también es un don del Padre: Dios “no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros” (Romanos 8:32).

El apóstol Pedro coteja estos dos aspectos de la verdad: “A este, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole” (Hechos 2:23; comp. 4:28). Pedro atribuye, pues, la muerte de Jesús simultáneamente a un decreto divino y a la maldad de los hombres. La cruz, señal explícita de la maldad de los hombres, es al mismo tiempo la revelación del amor de Dios que triunfa sobre todo mal.

“Es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado (en la cruz), para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:14-15).

Levítico 20 – Romanos 15:14-33 – Salmo 69:9-18 – Proverbios 17:1-2
© Editorial La Buena Semilla

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!
Anterior PublicaciónEl cielo
Siguiente Publicación#Salmos 150:1 #RVR60 @ibcrd

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com