PREPARACIÓN Y ENTRENAMIENTO PERSONAL

SALMO 18:34 “Quien me entrena para la batalla, quien me da fuerzas para tensar arcos de bronce.” (DHH)

Para cualquier área de la vida en la cual queramos ser competentes, debemos primero atravesar una etapa de preparación y entrenamiento. Nadie puede llegar a ser un profesional en el campo de la ciencia, los deportes, etc., sin primero tener que cursar varios años de estudios y adiestramiento. Generalmente la ineficacia de un profesional es causada por un previo deficiente entrenamiento.

En el mundo espiritual sucede lo mismo.  Si queremos ganar la guerra espiritual contra las fuerzas de maldad, debemos primero ser adiestrados. No es cuestión de luchar por luchar. Es necesario conocer nuestras armas, ser adiestrados en su uso, y por cierto también conocer las artimañas del enemigo.

Las estadísticas nos dicen que muchos cristianos y muchas cristianas hoy en día tienen poco o nada de conocimiento y entrenamiento para hacer una guerra espiritual exitosa contra el diablo y sus demonios.

Pareciera como que la iglesia entró en un letargo espiritual y que hoy día es vista por la sociedad como “un mal necesario” pero no como un lugar donde el Poder de DIOS se manifiesta sobrenaturalmente.

¡Lo increíble es saber que en realidad DIOS capacitó a Su Iglesia, para ejercer Su autoridad sobre las fuerzas del mal en las ciudades y naciones!

Una congregación que se basa en La Biblia, que agrada al SEÑOR y actúa de acuerdo al sentir del SEÑOR, es aquella que adiestra a sus miembros a batallar efectivamente contra las fuerzas espirituales de maldad. Esto por cierto no es fanatismo sino un principio espiritual, pues DIOS nos ha diseñado para que seamos cristianos vencedores.

¿Estás siendo adiestrado, donde te congregas actualmente, para batallar efectivamente contra las fuerzas del mal?

OREMOS: Gracias SEÑOR por recordarme que estoy metido en una guerra espiritual contra las fuerzas del mal. Guíame para que pueda ser enseñado y adiestrado como lo enseña Tu poderosa Palabra, la Biblia.  Por Cristo nuestro Señor, amén.

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónBuen Día – Nada se desperdicia
Siguiente PublicaciónEl pensamiento del Día

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.