Promesas de Bendiciones

La exhortación a tener fe es igual para todas las generaciones; busca primero las cosas de Dios y confía que va a suplir tus necesidades. La gloria de toda obra que nos planteemos viene de la presencia de Dios en ella. El Todopoderoso nos exhorta y nos llama a dedicarle lo que somos, lo que tenemos y lo que hacemos con el fin de bendecirnos. Dios no quiere que andemos con una aptitud de derrota, Él quiere que nuestra aptitud sea de valentía. En el libro de Hageo Dios nos continúa animándonos con Sus Promesas de bendición diciéndonos:
“Pues ahora, Zorobabel, esfuérzate, dice Jehová; esfuérzate también, Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote; y cobrad ánimo, pueblo todo de la tierra, dice Jehová, y trabajad; porque Yo estoy con vosotros, dice Jehová de los Ejércitos. Según el Pacto que hice con vosotros cuando salisteis de Egipto, así mi Espíritu estará en medio de vosotros, no temáis. Porque así dice Jehová de los ejércitos: De aquí a poco Yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca; y haré temblar a todas las naciones, y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los Ejércitos. Mía es la plata, y Mío es el oro, dice Jehová de los Ejércitos. La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los Ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los Ejércitos”.
En aquel día, dice Jehová de los Ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo Mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque Yo te escogí, dice Jehová de los Ejércitos.
Ahí mismo donde te encuentras, hoy el Señor viene a decirte “Esfuérzate y trabaja porque Yo estoy contigo. Tal vez siente temor debido a las circunstancias de la vida, pero Dios nunca te dejarás solo. La presencia del Espíritu Santo remueve el miedo de los corazones del pueblo de Dios. Por ellos: “No temáis”.
Lectura Bíblica: Hageo 2:1-9/ 2:23 (RVR1960)
Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.org



Fuente Original: Promesas de Bendiciones