Púlpito Evangélico – – El costo del discipulado

EL COSTO DEL DISCIPULADO

Pastor Jorge L. Cintrón

 

“Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.” Lucas 9:62

 

Jesús hizo tres (3) expresiones dramáticas en una ocasión.

 

  1. “Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza”. (Lucas 9:58)
  2. “Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios”. (Lucas 9:60)
  3. “Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios”. (Lucas 9:62)

 

Esas tres (3) expresiones apuntan hacia lo que podríamos denominar discipulado.

 

Hoy por hoy se habla bastante del discipulado. Se asocia el discipulado con adquirir conocimiento.

 

Jesús antes de ascender a los cielos dijo a la iglesia: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” (Mateo 28:19,20)

 

A través de esa expresión Jesús envía a la iglesia a hacer discípulos, esto es a “discipular”. No tan solo eso, sino que se pueden extraer conceptos del discipulado. Discipulado es adquirir conocimientos. Pero no es conocimiento teórico; es conocimiento práctico. Jesús señaló en esa comisión: “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado”.

 

Las tres (3) dramáticas expresiones de Jesús  -1) “Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza”. (Lucas 9:58); 2) “Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios”. (Lucas 9:60); 3) “Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios”. (Lucas 9:62)- fueron dirigidas a tres (3) hombres.

 

El primero de los hombres le dijo a Jesús: “Señor, te seguiré adondequiera que vayas”. Jesús le dijo: “Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza”. (Lucas 9:58) Los otros dos (2) hombres respondieron a la invitación que Jesús les hizo para que lo siguieran así: 1) “Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre”. 2) “Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa”.

 

Muchas personas piensan que la vida cristiana es un llegar.: 1) Un creer que Jesús es el Hijo de Dios, 2) Que murió en la Cruz por sus pecados; 3) Y confesarlo públicamente.

 

La vida cristiana es un continuo desarrollo dentro de la experiencia del discipulado.

 

Jesús le responde al hombre que se acerca a él diciéndole – “Señor, te seguiré adondequiera que vayas”-  “Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza”. porque la motivación a iniciar una vida de discipulado es el amor a Jesús y no lo que se puede obtener por convertirse en discípulo.

 

Uno de los hombres respondió a la invitación de Jesús diciéndole: “Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre”. y Jesús le respondió “Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios”.

 

La primera prioridad para un vida de discipulado es Jesús. Toda responsabilidad que quiera ocupar ese primer lugar está reñido con el discipulado.

 

Aparentemente el reclamo que hace el tercer hombre –“Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa”. Es similar al del segundo hombre. Pero la respuesta de Jesús es más drástica: “Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios”.

Una vida de discipulado no puede seguir las lealtades del mundo.

 

La época actual es una que ha hecho que la iglesia se con en una “iglesia light”. Hoy por hoy las personas tienen una tendencia: 1) al hedonismo; placer por el placer; 2) al individualismo; Yo me basto; 3) al narcisismo (atracción por uno); Yo soy el centro del mundo; 4) al relativismo; todo vale, no hay verdades absolutas

 

Hay que enfatizar en el discipulado práctico y ese discipulado tienen un costo

 

Jesús sabía que el discipulado tenía un alto costo por eso en una ocasión le dijo a sus discípulas: “ ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?” (Lucas 6:46)

 

Cuando muchos de sus seguidores comenzaron a volverse atrás, y ya no andaban con él. “Le dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?”

Y Pedro le respondió: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” (Juan 6:66-69)

 

Hoy por hoy se habla bastante del discipulado. Se asocia el discipulado con adquirir conocimiento. Discipulado es adquirir conocimientos. Pero no es conocimiento teórico; es conocimiento práctico. Discipulado es hacer a Jesús, además de Salvador, Señor de la vida de uno y eso tiene su costo.

 

(Este mensaje será presentado el domingo 18 de agosto de 2019 a las 10:15am en el Pabellón de Oración de la Primera Iglesia Bautista de Cayey.)

Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.