Púlpito Evangélico – EL TERRENO DE MI CORAZÓN

El terreno de mi corazón

Pastor, Jorge L. Cintrón

 

Juntándose una gran multitud, y los que de cada ciudad venían a él, les dijo por parábola: El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron. Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron. Y otra parte cayó en buena tierra, y nació y llevó fruto a ciento por uno. Hablando estas cosas, decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga.”  Lucas 8:4-8

Una multitud de personas iban siguiendo a Jesús y este se detuvo y les hizo la siguiente historia. «Un campesino salió a sembrar trigo. Mientras sembraba, unas semillas cayeron en el camino. La gente que pasaba por allí las pisoteaba, y los pájaros se las comían. Otras semillas cayeron en un lugar donde había muchas piedras. Las plantas nacieron, pero pronto se secaron porque no tenían agua. Otras semillas cayeron entre espinos. Las plantas brotaron, pero los espinos las ahogaron y no las dejaron crecer. El resto de las semillas cayó en buena tierra. Las plantas nacieron, crecieron y produjeron espigas que tenían hasta cien semillas.»

 

Esta historia es una de las treinta y cinco (35) parábolas que Jesús utilizó en su ministerio. Esa historia se conoce como la parábola del sembrador. Una parábola es una historia corta que utiliza situaciones conocidas para presentar verdades espirituales.

 

Al hacer esta historia Jesús estaba trayendo a la memoria de sus oyentes una escena muy conocida para ellos. La siembra a través del sistema de voleo. El sembrador iba caminando  por el terreno en el cual quería sembrar lanzando puñados de semillas que sacaban de un saco grande que llevaba colgado del hombro. El viento esparcía las semillas, pero no todas caían en terreno adecuado.

 

La parábola del sembrador es presentada en los tres (3) evangelios sinópticos –Mateo, Marcos, Lucas-. (Mateo 13:1-9, Marcos 4:1-9, Lucas 8:4-8) Las parábolas por lo regular presentan –una verdad espiritual- El mensaje central de la parábola del sembrador es que el evangelio del reino llegará con diverso grado de éxito al corazón humano. Este mensaje chocaba con las expectativas de los judíos. Ellos estaban esperando un reino apocalíptico que no podría ser resistido y que destruiría completamente el mal.

 

Hay intérpretes que pretenden encontrar una serie de simbolismos y varias verdades espirituales en las parábolas. No es adecuado alegorizar, esto es, convertir las parábolas en alegorías. Se podría estar torciendo la interpretación bíblica. Es atractivo para aquellas personas que predicamos interpretar de forma alegórica las parábolas porque así podemos encontrar material para nuestros mensajes, pero esto no es correcto.

 

Solamente en los evangelios hay dos parábolas para las cuales Jesús presenta su explicación. La del sembrador (Mateo 13:1-9, Marcos 4:1-9, Lucas 8:4-8) Su interpretación se encuentra en Mateo 13:18-23, Marcos 4:13-20 y Lucas 8:11-15. La del trigo y la cizaña, que solamente aparece en Mateo 13:24-30. Su interpretación se encuentra en Mateo 13:36-43

 

La interpretación que Jesús hace de la parábola del sembrador es la siguiente:

 

La semilla es la Palabra de Dios.

 

-Los de junto al camino son los que oyen la palabra y enseguida viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven.

 

-Los de sobre las piedras son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan.

 

-Los de entre los espinos éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida y no llevan fruto.

 

-Los de la buena tierra, éstos son los que corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.

 

Señalé que el mensaje central de la parábola del sembrador es que el evangelio del reino llegará con diverso grado de éxito al corazón humano.

 

Probablemente el propósito de esta parábola es animar a los discípulos, porque a ellos es que se les explica, para que perseveren en la tarea de sembrar el mensaje de la Palabra de Dios.

 

-Habrá algunos que nunca le abrirán el corazón a la Palabra de Dios

 

Dios quiere que todos los hombres sean salvos. La salvación es para todos. Pedro en su segunda carta lo expresó así: El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.” (2 Pedro 3:9)

Pero también Pedro expresó en esa carta: “Sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio; y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío.” (2 Pedro 2:9-10)

 

-Habrá otros que por un tiempo le abrirán el corazón a la Palabra de Dios motivados por los beneficios que puedan obtener, pero luego se volverán atrás.

 

-Mas habrá otros que le abrirán el corazón a la Palabra de Dios, la retendrán y darán fruto con perseverancia.

Pablo le expresó a los gálatas No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.” (Gálatas 6:9)

 

La parábola del sembrador puede ser una forma de evaluar la sensibilidad del corazón de una persona a la Palabra de Dios.

 

-Hay corazones que son llenos de incredulidad.

 

Personas que nunca han estado dispuestas a rendirle públicamente el corazón a Cristo.

 

-Hay corazones llenos de dureza que producen superficialidad espiritual

 

Cuando surgen en sus vidas situaciones que no satisfacen sus deseos, cuando Dios no se ajusta a sus anhelos abandonan la fe. Santiago expresó: Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.” (Santiago 1:2-8)

 

-Hay corazones llenos de carnalidad.

 

Jesús advirtió: “Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro.”  (Lucas 16:13) Santiago también advirtió “Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. (Santiago 4:4)

 

-Hay quienes tienen un corazón espiritual. Han atesorado la Palabra de Dios en sus vidas, viven para Dios. Son un mensaje continuo al mundo de lo que es el amor de Dios obrando en el corazón de una persona.

 

La parábola del sembrador puede ser una forma de evaluar la sensibilidad de tú corazón hacia la Palabra de Dios. ¿Esta tu corazón lleno incredulidad, dureza espiritual, carnalidad? ¿Es tu corazón espiritual?

 

Lucas señala que después de Jesús presentar la parábola del sembrador habló a gran voz diciendo: El que tiene oídos para oír, oiga (Lucas 8:8)


Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.