Púlpito Evangélico – HE HALLADO A JESÚS

HE HALLADO A JESÚS

Pastor Jorge L. Cintrón

 

Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús. Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo). Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas  (que quiere decir, Pedro). El siguiente día quiso Jesús ir a Galilea, y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme. Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro. Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret. Juan 1:40-45

El recuerdo bíblico de la mayoría de las personas es que cuando Jesús comenzó su ministerio llamó a unos pescadores para que le siguieran. Ese recuerdo es que Jesús los encontró y les dijo “Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres”. (Mateo  4:18-22, Marcos 1:16-20, Lucas 5:2)

 

El evangelio de Juan se aparta de esa tradición de los evangelios sinópticos. Según Juan, los primeros dos seguidores de Jesús, vinieron a Él. Al ver Jesús que estos dos estaban siguiendo les dijo: “¿Qué buscáis?” (Juan 1:35-38) Los nombres de estos dos eran Andrés y Juan, quien llegó a ser el discípulo amado. Según Juan el tercer seguidor de Jesús es Pedro; quien fue traído a  Él por su hermano Andrés. El cuarto seguidor de Jesús fue Felipe. Este fue hallado por Jesús quien al hallarlo le dijo: “Sígueme” (Juan 1:43) Es interesante notar que Felipe era de la misma ciudad de Andrés y Pedro. Algunos estudiosos señalan argumentos para establecer que Felipe era un conocido de Andrés, Pedro y Juan. Esbozan algunos de estos estudiosos que Andrés, Pedro y Juan llevaron a Jesús donde estaba Felipe y que es por eso que Jesús le dice a Felipe: “Sígueme” El quinto seguidor de Jesús, según el evangelio de Juan, es Natanael. Natanael viene a donde está Jesús porque Felipe le dice: “Hemos hallado a aquel de quien escribió  Moisés en la ley, así como los profetas.” (Juan 1:45)

 

Algunos estudiosos bíblicos explican esta diferencia de estas dos tradiciones sobre los primeros seguidores de Jesús señalando que los sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) se refieren al llamamiento de los primeros apóstoles de Jesús; mientras Juan se refiere al llamamiento de los primeros discípulos de Jesús. No me interesa entrar en ese debate porque no es pertinente a lo que Dios ha puesto en mi corazón que comparta en esta ocasión.

 

El evangelista Mateo presenta que las últimas palabras de Jesús a sus discípulos fueron: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id y haced discípulos” (Mateo 2818,19) Una de las historias del ministerio de Jesús es la del endemoniado gadareno (Lucas 8:26-39) Lucas presenta que las personas le pedían a Jesús que se marchase de ellos luego de haber liberado a aquel hombre del espíritu inmundo que le poseía. Este hombre se acerca a Jesús rogando que le dejase estar con Él. Jesús no se lo permite y le despide diciéndole: “Vuelvete a tu casa, y cuenta cuán grandes cosas ha hecho Dios contigo.” (Lucas 8:39) El evangelista Juan relata que en una ocasión Jesús fue cerca de una ciudad samaritana, Sicar. (Juan 4:1-42) Allí tuvo un encuentro con una mujer en un pozo. Luego de un interesante dialogo con ella, Jesús se le revela como el Mesías, el Cristo. La mujer regresa a la ciudad diciendo: “Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será este el Cristo?” Las personas salieron de la ciudad y vinieron al encuentro de Jesús. El relato finaliza de la siguiente manera: Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho. ….. Y creyeron muchos más por la palabra de él, y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo.”

 

El creyente en Cristo tiene la responsabilidad de compartir con otros el mensaje del evangelio.

 

Hoy por hoy la gran mayoría de los creyentes han dejado a un lado esa responsabilidad. El Adversario del evangelio, Satanás, ha silenciado a muchos creyentes. Ya no sienten la pasión de hablarles a otros de Cristo.

 

Te pregunto ¿Cuándo fue la última vez que tú le hablaste a otro de Jesucristo? Tal vez tu te dices a ti mismo es que yo no se que debo decirle a otra persona sobre Jesús.

 

Dile que Jesús es tu Salvador, que un día tú sentías un vacío grande en tu vida que nada y nadie podía llenarlo; le pediste a Jesús que entrara a tu corazón y el lleno ese vacío. Dile que ese vacío era producto de que tú vivías una vida controlada por el pecado y Jesús te libertó de todo pecado. Dile que conociste que Dios te amaba.

 

Es tu Señor, que tu vida andaba de mal en peor porque tú hacías las cosas como tú querías, pero que ahora las haces como Jesús quiere que las hagas.

 

Es tu amigo, que Él siempre está contigo. Te acepta tal tú eres.

 

Es quien intercede delante del Padre por ti. Ya no tienes temor. Cuando tienes alguna dificultad hablas con Él y Él presenta esa situación delante del Padre.

 

Dios quiere que tú retomes la responsabilidad de compartir el mensaje del evangelio con otros que no tienen a Jesús en sus vidas. Dios quiere personas que hagan un compromiso mayor. Quiere personas que se conviertan en pescadores de hombres para Jesús. Personas que estén dispuestas a identificar una persona, por nombre y apellido, que durante este año 2016 la trabajen presentándole a Jesucristo hasta  que le abran su corazón a Cristo y lo lleven a un templo. Dios quiere que este año sea uno en el que testifiques a otros de Jesucristo.


Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónPara su tiempo
Siguiente PublicaciónSiga la santidad

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.