Púlpito Evangélico – LIDERAZGO DE LA IGLESIA

AL LIDERAZGO DE LA IGLESIA

(Mensaje en la consagración de la oficialidad de La Primera Iglesia Bautista de Cayey para el año 2020)

 

“Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente. El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero. 2 Timoteo 2:3-6

El apóstol Pablo en 1 Corintios 12, capítulo en el cual él enseña sobre los dones espirituales, hace una expresión que es importante para la iglesia. Pablo está utilizando la imagen del cuerpo para exponer sobre los dones del Espíritu y señala; “Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso”. (1 Corintios 12:18) El significado de esa expresión es que al salvar a una persona a través de Jesucristo Dios tiene un plan para colocar a ese creyente en un lugar en la iglesia para que realice una tarea. Lamentablemente   en muchas ocasiones los creyentes y la misma iglesia no están dispuestos a seguir ese plan.

 

Comparto algunas expresiones que pueden servir, desde la perspectiva humana, para acercarnos a la responsabilidad de ser líder en una iglesia.

 

Para uno ser líder en una congregación tiene que querer ser líder y poder ser líder

La decisión de ser líder en una congregación comienza como un acto voluntario, pero tan pronto acepta una posición se convierte en un acto compulsorio.

El líder puede delegar tareas, pero nunca puede delegar sus responsabilidades.

Un líder no puede llevar a un grupo a un lugar espiritual al cuál él no ha llegado.

 

La carta de Segunda de Timoteo fue escrita por el apóstol Pablo a Timoteo más o menos para el año 66 DC. Pablo se encontraba preso por segunda vez en Roma. Vislumbraba el martirio. Hacía como unos como unos tres (3) años que Timoteo estaba en Éfeso. Pablo, al escribirle esta segunda carta a Timoteo, quiere alentarlo para que continúe fiel a su Señor. Pablo en una parte de la carta le presenta tres ejemplos que le ayudarán a desempeñarse en la tarea que tiene que realizar. Le señala que sea como: los soldados, los atletas y los agricultores. El líder de una iglesia debe utilizar esos ejemplos para guiar sus acciones.

 

Un soldado tiene que ser fiel a su ejército. La traición militar en el campo de batalla se castiga con la ejecución. Un soldado tiene que ser fiel a sus oficiales superiores. La organización militar enseña que cuando un soldado recibe una orden de otro soldado de mayor jerarquía su obligación es obedecer esa orden.

 

Traigamos esto al nivel espiritual. La primera responsabilidad de un líder es ser fiel a Dios y a Jesucristo. Nada se puede interponer a esa fidelidad. Mis deseos, mis opiniones, mi familia, mi trabajo, etc. no se puede interponer a esa fidelidad.

 

Los creyentes a veces piensan que ellos son muy sabios. Piensan que ellos saben hacer las cosas. Mas cuando Dios da una orden hay que seguir esa orden. No es tan fácil pastor. No es fácil para el que no vive conforme a la dirección del Espíritu. Dios le revela al creyente espiritual su voluntad.

 

Traigámoslos ahora al nivel eclesiástico. El líder tiene que ser fiel a su iglesia local. El apóstol Pablo fue un gran misionero, pero tenía su iglesia local –la Iglesia de Antioquia-. No puede haber vida cristiana saludable si el creyente no se une a una iglesia local. Una iglesia a la cual asista regularmente. Una iglesia en la cual desempeñe responsabilidades. Una iglesia donde ofrende y diezme.

 

Cada deporte tiene sus reglas. Los atletas no pueden obtener reconocimiento si no utilizan las reglas que están establecidas. El atleta antes de la competencia tiene que entrenarse.

Hay líderes que no logran alcanzar las metas de sus responsabilidades porque no están dispuestos a seguir una norma básica para el éxito para la vida cristiana. La vida cristiana se vive bajo la dirección del Espíritu Santo. Cree que una persona que no lee La Biblia, no ora, etc. puede ser guiado por el Espíritu Santo. Claro que no. Pero hay algo más. No es tan solo leer La Biblia, orar etc. es hacerlo como parte de la vida de la iglesia. Hoy por hoy las personas están muy ocupadas. No pueden levantarse temprano los domingos para venir a una Escuela Bíblica. Hay algunos que nunca han ido a un culto de oración. No tienen tiempo para asistir a ninguna actividad de la iglesia que no sea domingo en la mañana. Es por eso entre otras cosas que no tienen éxito en su labor como líderes. Sus vidas no pueden ser dirigidas por el Espíritu Santo, porque el Espíritu Santo además de morar en el creyente también se manifiesta en la  vida de iglesia.

 

Es necesario que un agricultor invierta mucho trabajo para poder obtener resultados. No me puedo poner a hacer una lista concienzudamente del trabajo que tiene que pasar un agricultor para poder disfrutar de sus productos porque yo nunca he trabajado en la agricultura. La lógica me dice que el proceso es arduo. Desde selección de lo que se quiere sembrar, selección de la semilla, preparación del terreno, siembra, cuidado de la siembra y cosecha. Vivimos una época en la cual las personas no quieren pasar trabajo.

 

Jesús finaliza una de sus parábolas diciendo: “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que se os ha ordenado, decid siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos” (Lucas 17:10) Pablo al escribir la carta a los Gálatas señala: “No nos cansemos, pues de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Así que según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.” (6:9,10)

 

Un soldado tiene que ser fiel. El atleta para poder ser declarado vencedor tiene que luchar legítimamente y el trabajo del agricultor es arduo

 

El líder tiene esforzarse. Su labor como líder debe estar marcada con la fidelidad, la legitimidad y la laboriosidad.

 

Reacciona a LIDERAZGO DE LA IGLESIA que fue presentado el viernes 24 de enero de 2020 a las 7:30pm en el Pabellón de Oración de la Primera Iglesia Bautista Cayey

Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónPENSAMIENTO DIARIO –MI AMIGO
Siguiente PublicaciónVersiculo del dia – 1 Pedro 1:22

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.