Púlpito Evangélico – – ¿PODRÉ ESCONDERME?

¿PODRÉ ESCONDERME?

PASTOR, JORGE L. CINTRÓN

 

“Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.”  Génesis 3:8

 

Hay personas, y también creyentes en Cristo Jesús, que piensan que cuando cometen un pecado pueden esconderse de Dios y luego salir del lugar en el cual se han escondido y continuar con su vida normalmente. Hay otros que, aunque no se esconden ellos, piensan que pueden esconder su pecado.

 

Voy a presentar cuatro (4) ejemplos bíblicos.

 

      1-            Adán y Eva en el Huerto del Edén (Génesis 3:8}

      2-            Saúl cuando perdonó parte del pueblo amalecita que Jehová había declarado que era anatema ante Él (1 Samuel 15:8,9)

      3-            David cuando durmió con Betsabé (2 Samuel 11:4)

      4-            Safira, la mujer de Ananías, (Hechos 5:8)

 

El proverbista escribió: “El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia. Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios; Mas el que endurece su corazón caerá en el mal.”(Proverbios 28:13,14)

 

La época actual – Post Modernista o Post Cristiana- ha ido enseñoreando conductas pecaminosas, conductas que Dios aborrece, como conductas aceptables.

 

Las personas están desarrollando una tendencia al placer por el placer; esto es al hedonismo. Tienden al individualismo; al Yo me basto. Sienten atracción por ellos mismos; Yo soy el centro del mundo. Hay una tendencia al relativismo; todo vale, no hay verdades absolutas. Se ha estado desarrollando una sociedad donde comienza a dominar: 1) el individualismo y la incomunicación, 2) la destrucción de la familia tradicional, 3) el menoscabo de la autoridad, 4) la falta de identidad, 5) la espiritualización de la sociedad, 6) y la secularización de la iglesia.

 

Todo esto ha llevado a un terreno fértil que permite con facilidad las conductas pecaminosas

 

Las personas comienzan a pensar que pueden vivir vidas manchadas por el pecado y que esos pecados permanecerán escondidos de la presencia de Dios. Hay algunos que creen que las consecuencias del pecado son tan livianas que pueden pecar y luego continuar con su vida normalmente.

 

La iglesia, hoy por hoy, tiene que asumir un mensaje categórico, fuerte y con posturas claras en contra del pecado. La sociedad no es la que determina lo que es pecado. La Biblia es la que determina lo que es pecado y no se puede estar con juegos “intelectuales” para interpretar acomodaticiamente lo que La Biblia establece como pecado  y decir que no es pecado.

 

Una de las listas de conductas pecaminosas se encuentra en 1 Corintios 6:9,10: ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios”.

 

La Biblia enseña que cada persona es responsable por los pecados que comete contra Dios, pero hay otra enseñanza también: los pecados que comete una persona no tan solo tienen consecuencias para esa persona sino que también pueden tener consecuencias para otras personas. Su familia, su iglesia.

 

Jehová había declarado a Jericó anatema. Lo que significaba que tenían que destruirlo todo y no tomar nada de esa ciudad. Acán, de la tribu de Judá,  tomó a escondidas para si un manto babilónico, doscientos ciclos de plata y un lingote de oro de cincuenta siclos. Eso era pecado y el fue responsable de su pecado. Mas su pecado tuvo consecuencias sobre Israel que fue derrotado por un pequeño ejército de Hai.

 

Hay personas que quieren enfrentar su pecado como lo hicieron Adán y Eva. Ellos se escondieron de la presencia de Dios. Nadie se puede esconder de la presencia de Dios. El conoce todo lo que hay en tu vida y te busca no para castigarte, sino para mostrarte su amor

 

Hay personas que como; Saúl, David y Safira; quieren esconder su pecado.

 

Saúl violó el anatema que había sobre loa amalecitas. Tomo ovejas y vacas, las primicias del anatema para ofrecer sacrificios a Jehová en Gilgal. La palabra de Dios vino a él: “¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros”. (1 Samuel 15:22) La adoración le grada a Dios, pero la adoración no borra pecados. El pecado hace que la adoración no sea recibida por Dios.

 

David trató de esconder el pecado que cometió con Betsabé con estrategias humanas. Las estrategias humanas podrán hacer que una persona quede bien con la sociedad pero no borran pecados.

 

Safira trató de esconder su pecado mintiendo: “Pedro vendimos la propiedad en el precio que Ananías trajo y puso a tus pies. Apocalipsis señala “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”. (Apocalipsis 21:8)

 

Hay un solo camino para enfrentar el pecado -LA GRACIA DE JESUCRISTO-

 

El primer paso que una persona tiene que dar para desterrar el pecado de su vida es invitar a Jesucristo a que sea su Salvador Personal. Eso es posible cuando uno cree en su corazón que Jesús es el Hijo de Dios y que murió en la Cruz llevando los pecados que uno ha cometido. Eso es extraordinario, pero es necesario hacer algo más. Invitar a Jesucristo públicamente a entra a su vida como Salvador. Y permitirle a Jesús que tome el control de todo en su vida como Señor.

 

El camino que tiene que seguir una persona que ya ha reconocido a Jesús como Salvador y Señor y ha cometido pecado es el de la confesión delante de Dios. El proceso de confesión comienza reconociendo delante de Dios que se ha cometido un pecado. Arrepentirse de ese pecado. Sentir tristeza por haber ofendido a Dios y tomar la decisión de no volver a cometer ese pecado. Pedirle a Dios que a través de su Santo Espíritu lo ayude para no volver a cometer ese pecado.

 

No trates de esconderte de Dios si sabes que el pecado está en tu vida. Nunca podrás esconderte de Dios

 

No trates de esconderle tu pecado a Dios. Escoge entrar por el camino de -LA GRACIA DE JESUCRISTO-‘

 

Esta oración te va a ayudar a confrontar tu pecado:

 

"Padre, reconozco que soy pecador.

Acepto que Jesucristo es:

Tu Hijo, que es el hijo de Dios,

Que murió en la cruz por mis pecados,

Que Tú, Padre, le levantaste de los muertos.

 

Gracias Jesús por pagar el precio de mis pecados.

Perdóname y hazme una nueva criatura.

Lávame con tu sangre y entra en mi corazón.

Te entrego hoy mi vida.

Te recibo como mi Salvador y Señor.

 

Santo Espíritu ven a mi vida.

Capacítame para vivir cada momento de mi vida de acuerdo a la decisión que hoy he tomado.

 

En el nombre de Jesucristo he orado. Amen"

 

N O T A:

 

Si al leer este mensaje quieres recibir a Jesucristo como tu Salvador personal envíame un mensaje a mi correo electrónico. Mi correo electrónico es cadenadeintercesión@yahoo.com Todo correo electrónico será leído solamente por este servidor y mantenido en completa confidencialidad.

 

Este mensaje será presentado el domingo 22 de junio de 2019 a las 10:15am en el Pabellón de Oración de la Primera Iglesia Bautista de Cayey.

Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónPENSAMIENTO DIARIO –CONFIANZA
Siguiente PublicaciónRecibe un nuevo corazón

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.