Púlpito Evangélico – RESTAURANDO EL ALTAR

RESTAURANDO EL ALTAR

Pastor Jorge L. Cintrón

 

Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja.”

1 Reyes 18:38

 

El vidente Juan presenta en el Apocalipsis una visión de la adoración celestial.

 

“Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.” (Apocalipsis: 4:8-11)

 

La adoración celestial es continua porque señala la visión que los cuatro seres vivientes “no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.”

 

La iglesia; simbolizada por los veinticuatro (24) seres vivientes continuamente se unen a esa adoración: “Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.”

 

La adoración de la iglesia provoca que del trono de Dios salga poder.

 

Dios no miró con agrado la ofrenda de Caín. (Génesis 4:4)

 

Dios se encendió en ira cuando Israel lo adoró a través del becerro de oro (Éxodo 32:10) “Entonces todo el pueblo apartó los zarcillos de oro que tenían en sus orejas, y los trajeron a Aarón; y él los tomó de las manos de ellos, y le dio forma con buril, e hizo de ello un becerro de fundición. Entonces dijeron: Israel, estos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto. Y viendo esto Aarón, edificó un altar delante del becerro; y pregonó Aarón, y dijo: Mañana será fiesta para Jehová.”  (Éxodo 32:3-5)

 

A través de Samuel Dios rechazó la adoración que Saúl le ofreció antes de enfrentar a los filisteos. “Y él esperó siete días, conforme al plazo que Samuel había dicho; pero Samuel no venía a Gilgal, y el pueblo se le desertaba. Entonces dijo Saúl: Traedme holocausto y ofrendas de paz. Y ofreció el holocausto. Y cuando él acababa de ofrecer el holocausto, he aquí Samuel que venía; y Saúl salió a recibirle, para saludarle. Entonces Samuel dijo: ¿Qué has hecho? Y Saúl respondió: Porque vi que el pueblo se me desertaba, y que tú no venías dentro del plazo señalado, y que los filisteos estaban reunidos en Micmas, me dije: Ahora descenderán los filisteos contra mí a Gilgal, y yo no he implorado el favor de Jehová. Me esforcé, pues, y ofrecí holocausto. Entonces Samuel dijo a Saúl: Locamente has hecho; no guardaste el mandamiento de Jehová tu Dios que él te había ordenado; pues ahora Jehová hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre. Mas ahora tu reino no será duradero. Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que Jehová te mandó.” (1 Samuel 13:8-14)

 

La narración bíblica sobre el enfrentamiento de Elías con los profetas de Baal es muy conocida. Israel claudicaba entre dos (2) pensamientos. ¿Quién es Dios sobre Israel: Jehová o Baal? La confrontación se efectuó en el monte Carmelo. Se prepararía un altar para adorar a Dios. Los profetas de Baal primeramente invocarían a Baal. Luego Elías invocaría a Jehová. El Dios que respondiere por medio de fuego; ese sería Dios sobre Israel.

Los profetas de Baal le invocaron toda una mañana y Baal no respondió. Luego Elías  invocó a Jehová. Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja.” (1 Reyes 18:38) Jehová respondió así porque la adoración de Elías  fue agradable a Él.

 

La adoración agradable a Dios provoca que de su trono salga poder.

 

Hoy por hoy la emotividad forma parte de la experiencia de la reunión de la iglesia. Las iglesias se esfuerzan en tener buenos ministerios musicales, excelentes interpretes, los últimos equipos de sonidos y hasta efectos de luces. Se escoge lo que se va a cantar. Se tratan de utilizar música y arreglos musicales modernos. Se ha incorporado la danza o el baile; los aplausos. LoS pastores, predicadores y directores de devocionales  utilizan diversas estrategias para mantener un correcto ambiente de adoración.

 

Hoy por hoy uno de los objetivos de las experiencias de reunión de la iglesia es que los que participen salgan alegres, motivados y emocionados diciendo ¡Que buen culto tuvimos!

 

Hoy por hoy se ha olvidado que la experiencia de adoración no es para que el que participa se sienta bien. La experiencia de adoración es para que Dios sea exaltado y se glorifique su nombre.

 

Los salmistas escribieron:

 

De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, a causa de tus enemigos, para hacer callar al enemigo y al vengativo.” (Salmo 8:2) Jesús cito este salmo y le dio una dimensión clara sobre la adoración: Y Jesús les dijo: Sí; ¿nunca leísteis: De la boca de los niños y de los que maman perfeccionaste la alabanza?” (Mateo 21:16)

 

El salmista también afirma refiriéndose a Dios Pero tú eres santo, Tú que habitas entre las alabanzas de Israel.”  (Salmo 22:3)

 

Jehová se manifestó con poder en el monte Carmelo ante un solo pedido de Elías Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos.” (1Reyes 18:37) Mas Elías primero había arreglado el altar a Jehová porque el mismo estaba arruinado.

 

¿Cómo se arregla el altar?

 

Teniendo bien claro a quién se adora. “Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me averguenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.” (2 Timoteo 1:12)

 

Viviendo una vida de santidad. ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón; el que no ha elevado su alma a cosas vanas, ni jurado con engaño. El recibirá bendición de Jehová, y justicia del Dios de salvación.” (Salmo 24:3-5)

 

Teniendo buena relación con los demás. “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.” (Mateo 5:23,24) Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.” (1 Pedro 3:7)

 

Dependiendo del Espíritu Santo

 

“Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.” (Romanos 8:26,27)

 

A través de la epístola a los Efesios, Pablo, afirma que la iglesia esta sentada con Cristo en los lugares celestiales. “Y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús” (Efesios 2:6)

 

El vidente Juan en su visión de la adoración celestial presenta a la iglesia, simbólicamente representada por los veinticuatro (24) ancianos adorando continuamente.

 

La adoración que es agradable a Dios provoca que de su trono salga poder.

 

Hay que mantener restaurado el altar en el cual se ofrece adoración a Dios.

 

Así nos ayuda Dios.

Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

YouBlessing

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com