Púlpito Evangélico – SI ALGUNO HUBIESE PECADO

MENSAJE: SI ALGUNO HUBIESE PECADO

PASTOR JORGE L. CINTRÓN

 

“Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.” 1 Juan 1:5-7

 

La definición más sencilla de pecado es desobedecer a Dios. La Biblia es la Palabra de Dios y nos enseña las normas que Dios ha establecido para que los hombres sigamos. Cuando una persona no obedece esas normas comete pecado.

 

Dios estableció en el Jardín del Edén una norma para Adán y Eva; “De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” (Génesis 2:16,17) Ellos desobedecieron esa norma de Dios, comieron del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal, y pecaron. Pablo afirma en Romanos: “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.” (Romanos 5:12) Pablo en ese mismo capítulo de la carta a los Romanos escribe: “Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”. (Romanos 5:6-8)

 

El pecado se manifiesta de diversas formas en la vida de las personas.

 

A través de la desobediencia de Adán y Eva toda la humanidad se contaminó con la consecuencia de esa acción de ellos. Así entró el pecado a la humanidad. Pablo señala al escribirle a los Colosenses que Cristo, a los que le han recibido como Salvador, los ha “librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado a su reino, y que tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.” (Colosenses 1:13,14)

 

Es necesario que toda persona reciba públicamente a Jesús como Salvador

 

Juan en el prólogo de su evangelio escribió refiriéndose a Jesús: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”. (Juan 1:12,-13) Pablo en Romanos 10:8-10 señala: “Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.”

 

Esto es lo que llamamos el nuevo nacimiento. El nuevo nacimiento tiene el efecto de limpiar al hombre de todo pecado. y hacerlo un hijo de Dios.

 

Satanás trata de derrotar al creyente haciéndole pecar. El pecado hace a un creyente perder el gozo de la salvación, pero no la salvación. El pecado hace al creyente un hijo desobediente de Dios, pero no le hace perder su derecho de ser hijo de Dios.

 

Satanás va a tratar de hacer caer al creyente en pecado utilizando diferentes estrategias

 

Una de ellas es la tentación, desobediencia que cometemos contra Dios. Cuando el creyente cae víctima de la tentación debe:

 

  1. Arrepentirse; sentir tristeza por el pecado que ha cometido. Decidir no continuar con esa conducta. Reconocer impotencia de poder brindar satisfacción a Dios
  2. Confesar prontamente ese pecado
  3. Confiar plenamente en la promesa de Dios de perdonarle y limpiarle
  4. Aceptar por fe el hecho de que Dios le ha perdonado
  5. Darle gracias a Dios por haberle perdonado y limpiado de ese pecado.

 

Hoy por hoy la época Post-cristiana o Post-modernista se han identificado otras estrategias que utiliza Satanás para hacer caer al creyente en pecado:

 

  1. Fortalezas espirituales, práctica de conductas contrarias a Dios que se continúan haciendo como si no fueran pecado
  2. Atadura, deseo compulsivo a actuar contra Dios
  3. Internalización, conductas contrarias a Dios que se adquirieron por experiencias pasadas

 

El nuevo nacimiento tiene el efecto de limpiar al hombre de todo pecado, pero las Fortalezas Espirituales, Ataduras e Internalización tienen que ser quebradas por actos de liberación porque sino continuarán produciendo conductas de pecado

 

El proceso de liberación incluye las siguientes etapas:

 

  1. Deseo de vivir en libertad, “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”. (Mateo 11:28-30)

 

  1. Identificar el pecado y la causa del mismo –Fortaleza Espiritual, Atadura, Internalización-, “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.” (Salmo 139:23,24)

 

  1. Arrepentimiento y confesión, “No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.” (Lucas 13:3,5), La liberación no es substituto del arrepentimiento

 

  1. Fe, “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” (Hebreos 11:6)

 

  1. Apropiarse de la verdad,“Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.” (Juan 8:36)

 

  1. Oración y ayuno,

“Pero este género no sale sino con oración y ayuno.” (Mateo 17:21)

 

Hace algún tiempo llegué como pastor a una iglesia. Pude notar que uno de los asistentes tenía una conducta marcada por el pecado. Descubrí que esa conducta era repetitiva por varios años. Un día lo llamé a la oficina pastoral y lo confronté con esa conducta su reacción fue:

 

-¿Quién le vino con el chisme?

-Nadie, le respondí

-Dígame quien le dijo; porque yo conozco la conducta de pecado de muchas de las personas que son miembros de la iglesia. Puedo hablar y defenderme.

-Nadie me dijo; yo tengo conocimiento propio de su conducta.

 

Descubierto totalmente me dijo:

 

-Si usted quiere me voy a otra iglesia.

-Le respondí: esto no es asunto de cambiar de iglesia. Dondequiera que usted vaya su conducta de pecado le acompañará. Permítame ayudarlo. Avíseme cuando usted este listo y lo visito en su casa y dialogamos sobre este asunto.

 

El hombre se fue. Nunca me pidió que fuera a su casa. Se fue a otra congregación. Dondequiera que podía hablaba mal de mí.

 

El pecado es algo muy serio. No se puede jugar con él, pero Dios es misericordioso y esta pronto a perdonarnos y a liberarnos de todo pecado. “Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.  …..  Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo”. (1 Juan 1:7, 2:1-2)

 

N O T A:

 

Si al leer este mensaje quieres recibir a Jesucristo como tu Salvador personal envíame un mensaje a mi correo electrónico. También puedes comunicarte conmigo si necesitas ayuda para enfrentarte a una conducta de pecado. Mi correo electrónico es cadenadeintercesión@yahoo.com Todo correo electrónico será leído solamente por este servidor y mantenido en completa confidencialidad.

 

Este mensaje será presentado el domingo 5 de agosto de 2017 a las 10:15am en el Pabellón de Oración de la Primera Iglesia Bautista de Cayey.

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!
Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com