Púlpito Evangélico – UN CRISTIANO APACIBLE

UN CRISTIANO APACIBLE

PASTOR, JORGE L. CINTRÓN

 

Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios,

El santuario de las moradas del Altísimo.

Dios está en medio de ella; no será conmovida.

Dios la ayudará al clarear la mañana

Salmo 46:4,5

 

Durante el año 1873 la ciudad de Chicago sufrió una gran crisis financiera a causa del gran incendio que ocurrió ese mismo año. Un abogado que tuvo unas grandes pérdidas financieras, para alivianar las cargas que abatían su familia, decidió hacer con su esposa y sus cuatro hijas un viaje a Francia. Al llegar la fecha de embarcar  en un gran barco hacia Francia el abogado, por asuntos de negocios que surgieron a última hora, no le fue posible hacer el viaje con su familia. Su esposa con sus hijas abordaron el barco con la confianza de que el abogado se reuniría con ellas más adelante en Francia. Lamentablemente hubo un accidente marítimo y el barco zozobró y murieron 139 de los 226 pasajeros. La esposa del abogado fue una de las sobrevivientes. Tan pronto llegó a Francia le envió un telegrama que decía: “Salvada  yo sola. Ven pronto a Francia”

 

Ese abogado escribió, posteriormente, el himno Alcance Salvación.

 

De paz inundada mi senda ya esté

cúbrala un mar de aflicción,

Mi suerte cualquiera que sea diré:

Alcancé, alcancé  salvación.

 

Ya venga la prueba o me tiente Satán,

No amengua mi fe ni mi amor;

Pues Cristo comprende mis luchas, mi afán

Y su sangre obrará en mi favor.

 

Feliz yo me siento al saber que Jesús

Librome de yugo opresor,

Quitó mi pecado, clavólo en la cruz.

Gloria demos al buen Salvador.

 

La fe tornaráse en feliz realidad

Al irse la niebla veloz,

Desciende Jesús con su gran majestad.

¡Aleluya, estoy bien con mi Dios!

 

Este bello himno que ha inspirado a tantos cristianos fue escrito por su autor cuando este estaba encerrado en el camarote del barco en el cual iba a buscar a su esposa después de esa tragedia en la cual perdieron a sus cuatro hijas. La historia dice que este abogado al ser informado por el capitán del barco que estaban cerca del lugar en el cual había zozobrado el barco en el cual iban sus hijas se sumió en una gran tristeza y se encerró en su camarote. Al salir de allí  llevaba consigo un papel con las estrofas de este himno.

 

El Salmo 46 dice en los versos 4 y 5 Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, El santuario de las moradas del Altísimo. Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al clarear la mañana

A este abogado le clareo la mañana mientras estaba encerrado en ese camarote a pesar de haber perdido trágicamente a sus cuatro hijas.

 

Probablemente a muchos les puede hacer falta en este momento, por diversas razones, que les claree la mañana.

 

El salmo 46 es hermoso. Parte del mismo se canta.

 

Dios es nuestro amparo y fortaleza,

Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida,

Y se traspasen los montes al corazón del mar;

Aunque bramen y se turben sus aguas,

Y tiemblen los montes a causa de su braveza.

 

Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios,

El santuario de las moradas del Altísimo.

Dios está en medio de ella; no será conmovida.

Dios la ayudará al clarear la mañana.

Bramaron las naciones, titubearon los reinos;

Dio él su voz, se derritió la tierra.

Jehová de los ejércitos está con nosotros;

Nuestro refugio es el Dios de Jacob.

 

Venid, ved las obras de Jehová,

Que ha puesto asolamientos en la tierra.

Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra.

Que quiebra el arco, corta la lanza,

Y quema los carros en el fuego.

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;

Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la

tierra.

Jehová de los ejércitos está con nosotros;

Nuestro refugio es el Dios de Jacob.

 

El Salmo 46 fue el salmo más apreciado de Martín Lutero, padre de la Reforma Protestante, y fue el que lo inspiró a escribir el himno Castillo Fuerte.

 

Castillo  fuerte es nuestro Dios,

Defensa y buen escudo;

Con su poder nos librará

En este trance agudo.

Con furia y con afán acósanos Satán:

Por armas deja ver astucia y gran poder;

Cual Él no hay en la tierra.

 

Nuestro calor es nada aquí

Con  él todo es perdido;

Mas por nosotros pugnará de Dios el Escogido

¿Sabéis quién es? Jesús, El que venció en la cruz

Señor de Sabaoth; Y pues Él solo es Dios

Él triunfa en la batalla.

 

Aunque estén demonios mil

Prontos a devorarnos,

No temeremos, porque Dios

Sabrá aún prosperarnos.

Que muestre su vigor Satán, y su furor;

Dañarnos no podrá, pues condenado es ya

Por la Palabra Santa

 

Ese himno, según algunos, se convirtió en un cántico que traía sosiego a los reformadores en medio de las luchas de aquella época.

 

Este Salmo se puede dividir en tres estrofas: Primera estrofa versos 1 al 3; Segunda estrofa versos 4 al 7 y la última estrofa versos 8 al 11. Las estrofas dos y tres finalizan de la misma forma: Nuestro refugio es el Dios de Jacob”.

 

Los temas de esas estrofas pueden ser fraseados de la siguiente forma: estrofa primera: Dios es nuestro auxilio en medio de las catástrofes; segunda estrofa: Dios es nuestro auxilio en los asedios; y estrofa tercera: Dios es dador de paz en medio de asolaciones.

 

Al leer este Salmo me siento inclinado a mirarlo desde la perspectiva  de los versos 4 y 5 Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, El santuario de las moradas del Altísimo. Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al clarear la mañana

 

Este Salmo presenta a un cristiano apacible…. un cristiano en el reposo de Dios.

 

Hay un mundo convulsionado alrededor de él: tierra removida, montes movidos al mar, aguas rugientes y montes temblando.

 

Un Dios que está presto a salir en defensa de sus hijos cuando ese mundo convulsionado viene a golpearlo

 

El verso 6 dice: Bramaron las naciones, titubearon los reinos; Dio él su voz, se derritió la tierra. Me sobrecoge la expresión: “se derritió la tierra.” El mundo viene con su furor. Y la voz de Dios lo derrite. Ante eso el salmista dice: Venid, ved las obras de Jehová, Que ha puesto asolamientos en la tierra. Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra. Que quiebra el arco, corta la lanza, Y quema los carros en el fuego.

 

El salmo presenta un consejo para que el cristiano esté de forma apacible: “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios”.

 

Nuestra mente tiende a rechazar esa expresión en muchas ocasiones. En momentos de tempestad hay que salir al encuentro de ella.

 

Hay razones para que el creyente se mantenga quieto y este apacible.

 

Dios es soberano. “Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste, para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo Jehová, y ninguno más que yo, que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto.” (Isaías 45:5-7)

 

Todo lo que Dios hace es en bien de sus hijos.“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación”. (Santiago 1:17) “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” (Romanos 8:28)

 

Hoy por hoy, muchas situaciones golpean con su furor  a los cristianos tratando de sumirlos en tristezas y penurias. Las crisis llegan sin avisar. Dios esta dispuesto a salir en defensa de sus hijos.

 

Hay que recordar lo que expresa este Salmo: Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, El santuario de las moradas del Altísimo. Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al clarear la mañana. Dios quiere ayudarte a que sea un cristiano apacible.

 

N O T A:

 

Este mensaje será presentado el domingo 18 de noviembre de 2018 a las 10:15am en el Pabellón de Oración de la Primera Iglesia Bautista de Cayey.    

Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.