Púlpito Evangélico – UN SOLO MEDIADOR

UN SOLO MEDIADOR

Pastor, Jorge L. Cintrón

 

Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo. Para esto yo fui constituido predicador y apóstol (digo verdad en Cristo, no miento), y maestro de los gentiles en fe y verdad.” 1 Timoteo 2:1–7

 

Lamentablemente; el pueblo de Cayey, Puerto Rico; todos los años celebra diez (10) días de fiestas en honor a la Virgen de La Asunción.

 Cayey al ser fundado, siguiendo la tradición de la Iglesia Católica, fue dedicado a la Virgen de la Asunción.

Esa celebración anual es una rededicación de la ciudad a la Virgen de La Asunción.

 

Las devociones a la virgen pueden ser múltiples. Las mismas surgen de ciertos misterios y/o hechos históricos que se le atribuyen a María.

A través de esa diversidad de devociones siempre se venera, según la práctica de la Iglesia Católica Romana, claramente a la única madre del Señor.

 

Peter Wagner escribió en el libro COMO ENFRENTAR A LA REINA DEL CIELO que la Santa Sede tiene registrado más de 2800 nombres que corresponden a las imágenes representantes de María la madre de Jesús, conocida en todo el continente como Madre de Dios y Reina del Cielo.”

 

El festejar a la Virgen de La Asunción, para la práctica “católica romana” es la “fiesta de María” por excelencia. Es la más solemne de cuantas fiestas se celebran a María. La Asunción es la coronación de todos los otros misterios de la vida de María

 

En el año 1950 el PAPA Pió XII declaró que la asunción de la santísima Virgen María era un dogma de la Iglesia.

 

"Por lo tanto nosotros…  declaramos y definimos como dogma revelado por Dios que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, en el cumplimiento de su vida terrenal, ha sido llevada a arriba en cuerpo y alma, a la gloria del Cielo”.

 

El feligrés de la Iglesia Católica está obligado a creer que la santísima Virgen María fue llevada al cielo en cuerpo y alma por Dios después de resucitarla de entre los muertos; si quiere formar parte de la Iglesia. Allí se encuentra la Virgen María.

 

¿Qué sucede cuando un creyente en Cristo muere?

 

Su alma va a Dios. Jesús en una de sus parábolas al referirse a este momento dice: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.” (Mateo 25:21). Además Jesús dijo: " En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis." (Juan 14:2,3).

 

El cuerpo va a la sepultura.

 

Jesús, que es el primero de la resurrección, cuando llegue la hora resucitará a esos muertos con un cuerpo glorificado. Ningún creyente cristiano ha sido resucitado con un cuerpo glorificado aún.

 

El apóstol Pablo escribe a la Iglesia en Corinto sobre la resurrección de los muertos. Establece el debido orden de la resurrección: "Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.” (I Corintios 15:23)

 

El dogma de la asunción de la Virgen María es un gran error de la Iglesia Católica Romana. No hay evidencia en La Biblia para sustentarlo. La asunción de la Virgen María es un intento de igualarla con Jesús. Él es el único que ha muerto y resucitado y está en cuerpo en el Cielo.

 

Este dogma de La Asunción de la Virgen María le permite a la Iglesia Católica Romana entre abrir la puerta para que la Virgen María pueda ser venerada como corredentora, mediadora y auxiliadora!

 

La Iglesia Católica Romana afirma que la Virgen María es corredentora.

 

Redención es la liberación de la esclavitud del pecado y el paso a una nueva libertad mediante el sacrificio de Jesucristo. El precio de la redención fue la muerte de Cristo. El único lugar que la Virgen María tuvo en el Calvario fue a los pies de la Cruz de Cristo. La Virgen María fue el vehículo que Dios utilizó para su encarnación. Mas su encarnación es obra de sí mismo. Atribuirle a la Virgen María el apelativo de corredentora es acercarla demasiado a la Cruz de Cristo. Es invitar a poner los ojos en ella.

 

La mediación de la Virgen María en favor de los cristianos es otro aspecto que proclama la Iglesia Católica. Afirman que muchos de los favores que Dios concede a los cristianos son por medio de la Virgen María. La Biblia no presenta evidencia que pueda sustentar ese oficio de la Virgen María.

 

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí." (Juan 14:6)

 

El autor de la carta a Timoteo escribe: "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1 Timoteo 2:5)

 

Tal vez resulte muy lógico el que una persona recurra a la Virgen María para que interceda ante Jesús como una madre terrenal intercede delante de un hijo terrenal. Mas La Biblia no presenta evidencia para esa lógica. Utilizar el suceso bíblico de la conversión del agua en vino (Juan 2:1-12) para afirmar esa lógica es torcer la interpretación bíblica.

 

El cristiano no necesita acercarse a Jesús utilizando una mediación. ¡No hay razón para eso! "Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” (Hebreos 4:14-16)

 

La Iglesia Católica Romana afirma que la Virgen María se desempeña como auxiliadora. Cuando una persona necesita ayuda espiritual o material ella viene a ofrecer ese socorro. El auxiliador del creyente cristiano es Jesús. Él dijo: "Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo." (Juan 16:33) También afirmó: ”y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”. (Mateo 28:20) ¡EI cristiano no necesita que la Virgen María sea su auxiliadora!

 

La Biblia es clara en lo que enseña. “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos”


Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónVelar y orar
Siguiente PublicaciónRodeado pero no vencido

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.