Púlpito Evangélico – – UNA BUENA SIEMBRA

UNA BUENA SIEMBRA

PASTOR, JORGE L CINTRÓN

 

Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno.” Mateo 13:4-8

La parábola de El sembrador es una de siete (7) parábolas que el evangelista Mateo presenta en el capítulo trece (13) de su evangelio. Algunos estudiosos identifican este capítulo como el Discurso de las parábolas.

 

Estas parábolas son:

 

La parábola de El sembrador

La parábola de La cizaña

La parábola de La semilla de mostaza

La parábola de La  levadura

La parábola de El tesoro escondido

La parábola de La perla de gran precio

La parábola de La red

 

Jesús con anterioridad a este Discurso de las parábolas había liberado a un endemoniado ciego y mudo (Mateo 12:22) y había entrado en controversia con los fariseos y los escribas.

 

Una parábola es una historia corta que utiliza situaciones conocidas para presentar verdades espirituales.

 

Yo, en mi lectura de los evangelios, he identificado treinta y cinco (35) parábolas de Jesús. El número de parábolas puede cambiar dependiendo la apreciación que pueda hacer una persona sobre determinadas enseñanzas de Jesús.

 

Las parábolas por lo regular son dichas para presentar –una verdad espiritual-

 

El mensaje central de la parábola de El sembrador es que el evangelio del reino llegará con diverso grado de éxito al corazón humano.

 

Una enseñanza muy apropiada después de la controversia que Jesús había tenido con los fariseos y escribas.

 

La parábola de El sembrador es  presentada en los tres (3) evangelios sinópticos.Mateo 13:1-9, Marcos 4:1-9, Lucas 8:4-8)

 

El agricultor de la parábola de El sembrador está utilizando el método del “voleo” para hacer  su siembra. Él va tirando puñados de semillas a medida que recorre el campo. Ese era el método utilizado en esa época. Los agricultores iban por el terreno lanzando puñados de semillas que sacaban de unos sacos grandes que llevaban colgados de los hombros. Por diestros que fueran los agricultores, no podían evitar que las semillas cayeran en el camino o entre las piedras y las espinas, ni que las arrastrara el viento. Su meta era lograr que el mayor porcentaje de semillas echara raíz en el buen terreno, pero había pérdidas inevitables cuando algunas de las semillas caían en lugares menos productivos.

 

Jesús presenta a sus discípulos la explicación de la parábola de El sembrador. Mateo 13:18-23; Marcos 4:13-20; Lucas 8:11-15-

 

La interpretación de la parábola  de El sembrador presentada por Jesús es la siguiente.


La semilla es la Palabra de Dios.


La semilla que cae en el camino representa a aquellos que oyen la palabra y enseguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones.


La semilla que cae en los pedregales representa a aquellos que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo; pero cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra tropiezan.


La semilla que cae en los espinos representa a aquellos que oyen la palabra, pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa. 


La semilla que cae en la buena tierra representa a aquellos que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.

 

La parábola de El sembrador es una advertencia ante el peligro de escuchar las buenas nuevas del evangelio y no obedecerlas. Es una parábola para alentar a recibir la Palabra de Dios con sinceridad de corazón y luego dar frutos para Dios.

 

Muy probablemente el fruto al que se refiere esta parábola no es almas ganadas para Cristo. El fruto al que probablemente se refiere es a la manifestación del carácter cristiano. El amor, el gozo, la paz, la paciencia, la benignidad, la bondad, la fe, la mansedumbre, y la templanza. (Gálatas 5:22,23) Es ese cambio que el Espíritu de Dios hace en los que aceptan la Palabra del evangelio que los lleva a amar a los demás, estar siempre alegres y vivir en paz con todos. Les hace ser pacientes y amables, y tratar bien a los demás, tener confianza en Dios, ser humildes, y saber controlar sus malos deseos.

 

Jesús va a señalar tres razones que evitan la manifestación de ese carácter cristiano.

 

La obra de Satanás, que no permite que una  persona reconozca a Jesucristo como Salvador y Señor de la vida.

 

Las aflicciones de la vida que destruyen la confianza que una persona tenga en Jesucristo.

 

Las prioridades que tenga una persona que no permiten que Jesucristo sea el centro de su vida.

 

El creyente en Cristo tiene que tener cuidado con aquello que afecta el fruto del evangelio en su vida: El Diablo, La carne, Las prioridades.

 

Hay dos cosas que el creyente debe procurar hacer para que de buen fruto; 1) Oír lo que enseña la Palabra de Dios; y 2) estar atento a la revelación de Dios para que pueda entender su Palabra

 

Dios espera que su semilla produzca buen fruto en sus hijos. Sus hijos no se pueden conforman con dar fruto, sino que cada día deben desear dar más fruto

 

Al finalizar el Sermón del Monte Jesús hace unas expresiones que pueden ayudar a una persona a evaluar si la semilla de evangelio esta dando buen fruto en su vida. (Mateo 7: 13, 16-27)

 

“Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan. ,,,,,  Por los frutos conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.  Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;  y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.”

 

Es necesario que para que una persona de fruto que Jesús sea el Salvador y Señor de su vida.

 

Esta oración, si verdaderamente quieres creer en Jesucristo, te puede ayudar a invitar a Jesucristo a que venga a tu vida si nunca lo has hecho. Si ya lo has hecho te puede ayudar a reafirmarte en tu entrega a Cristo.

 

"Padre, reconozco que soy pecador.

Acepto que Jesucristo es:

Tu Hijo, que es el hijo de Dios,

Que murió en la cruz por mis pecados,

Que Tú, Padre, le levantaste de los muertos.

 

Gracias Jesús por pagar el precio de mis pecados.

Perdóname y hazme una nueva criatura.

Lávame con tu sangre y entra en mi corazón.

Te entrego hoy mi vida.

Te recibo como mi Salvador y Señor.

 

Santo Espíritu ven a mi vida.

Capacítame para vivir cada momento de mi vida de acuerdo a la decisión que hoy he tomado.

 

En el nombre de Jesucristo he orado. Amen"

 

N O T A:

 

Si al leer este mensaje quieres recibir a Jesucristo como tu Salvador personal envíame un mensaje a mi correo electrónico. Mi correo electrónico es cadenadeintercesión@yahoo.com Todo correo electrónico será leído solamente por este servidor y mantenido en completa confidencialidad.

 

Este mensaje será presentado el domingo 17 de febrero de 2019 a las 10:15am en el Pabellón de Oración de la Primera Iglesia Bautista de Cayey.

Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.