Reflexion – La solucion… Tomen mi yugo

Reflexion – La solución… Tomen mi yugo

 

Mateo 11.28-30 “Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y yo los haré descansar. Acepten el yugo* que les pongo, y aprendan de mí, que soy paciente y de corazón humilde; así encontrarán descanso. Porque el yugo que les pongo y la carga que les doy a llevar son ligeros“.

 

Jesús invita a todas las personas cargadas a venir a Él para descansar, aunque muchas veces no entendemos lo que está ofreciendo. Cuando las tensiones y los problemas nos abruman, la reacción más natural es pedir a Dios alivio: “Señor, no puedo más con esto. Te lo voy a dejar a ti”. Después de arrojar la carga nos marchamos, pero sin haber sido cambiados por dentro.

 

Dios no trabaja así. La invitación de Cristo es que tú te unas en yugo* con Él para que puedan caminar y trabajar juntos. Él no quiere sólo tu carga; ¡te quiere a ti!

El yugo de Cristo es un símbolo de discipulado caracterizado por la sumisión y la obediencia a Él. El propósito de Dios no es simplemente dar alivio, quitándote una prueba o una aflicción pesada; el Señor anhela atraerte a Él para tener una relación íntima y de confianza contigo. Quienes aceptan Su oferta son transformados, y no volverán a sus viejos caminos.

 

La manera de hacer menos pesada la carga comienza cuando se aprende a conocer y entender al Señor. La carga no es necesariamente quitada, pero nuestros pensamientos y respuestas son transformados cuando comenzamos a amarlo, a confiar en Él, a creer en Sus promesas y a fiarnos de Su poder. Luego, cuando el peso de la aflicción pase de

nuestros hombros a los Suyos hallaremos alivio, aunque la situación pueda seguir siendo la misma.

 

Llevar el yugo de Cristo da como resultado paz en el alma. Es posible que las presiones de la vida no disminuyan, pero si tienes una unión íntima con Jesús, tu alma estará libre de la turbadora ansiedad, y la paz de Él reinando en tu corazón. Busca Su yugo; no tienes nada que perder —excepto tu cansancio— y mucho que ganar

 

Oración: Oh Dios. Me acerco a ti en busca de consuelo y paz. Ayúdame a conocerte y entenderte, para sentirte y gozar de Tus bendiciones. Gracias Señor, amén.

Por: Ritchie Pugliese

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.