Regresaré por ustedes

article-2265052-00FB5BDA1000044C-199_634x349JUAN 14:18 «No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros»

En 1914, Ernest Shackleton dirigió una expedición para navegar hacia la Antártida cruzarla a pie. Su equipo había adquirido El Endurance (La Fortaleza), un barco construido de una madera excepcionalmente dura diseñado para abrirse paso a través del hielo.

Al principio, la expedición iba bien y según el plan. Pero las presiones del hielo en el casco demostraron ser demasiado grandes y pronto el marco de madera del barco quedó aplastado haciéndose pedazos.

Shackleton escogió a un pequeño grupo de rescate para ir por ayuda. Prometiendo que regresarían, el capitán y su tripulación comenzaron un viaje de 1290 kilómetros en un bote pequeño por mares peligrosos hacia el puerto ballenero de la Isla South Georgia.

Asombrosamente, con sólo un sextante para guiarlos y cielos rara vez visibles, la tripulación llegó a la isla.  Shackleton luego guió a sus hombres en una expedición escalando una montaña para llegar al puerto del otro lado de la isla. Ordenó a sus hombres que no descansaran, por temor a morir congelados en la nieve.

Una vez que llegaron a su destino, Shackleton tomó otro barco y se dirigió de vuelta hacia los que estaban esperando. Para gozo de la expedición que había quedado abandonada, su líder había mantenido su palabra y no se dejó atrás a ni un solo hombre.

Hace dos mil años, Jesús de Nazaret estaba preparándose para dejar a Sus discípulos y ellos desesperadamente necesitaban tranquilidad y seguridad. Les dijo, «Voy al cielo a preparar un lugar para vosotros. Y si me voy y preparo un lugar para vosotros, vendré otra vez y os tomaré conmigo; para que donde yo estoy, allí estéis también vosotros» (Juan 14:2-3).

Jesús soportó los horrores de la cruz y de la muerte, pero por medio de Su sacrificio final y Su resurrección, proveyó el camino para aquéllos que creemos en Él para ser salvos y recibir la vida eterna.

¿Te sientes solo y abandonado? Anímate. Jesús, el Capitán de nuestra salvación, es fiel a Su palabra; ÉL ha prometido, «No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros».

ESPERA EL GLORIOSO REGRESO DEL SEÑOR PARA MORAR CON ÉL PARA SIEMPRE.

ORACIÓN: Gracias Padre Celestial por la promesa de Tu Hijo Jesucristo de ir al cielo a preparar un lugar para nosotros. Gracias por las pruebas de Tu amor. En el nombre de Cristo, amén.

 

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.