Sé fuerte para guardar la Palabra de Dios

La historia de Josué está llegando al final. Al reunir a los líderes de Israel, comparte con ellos las mismas palabras que Dios le dio al comienzo de su liderazgo: Sé fuerte y valiente, y sigue obedeciendo a Dios (Josué 1:6-9 y 23:6). Cuando ellos lo hagan, Dios continuará bendiciéndolos, incluso después de que Josué se haya ido.

Es un mensaje a la siguiente generación de líderes, una
advertencia, pero también un estímulo: Dios cumple Sus promesas. Si se
mantienen fieles y firmes en guardar Sus mandamientos, Dios ahuyentará al resto
de sus enemigos. Si se distraen y son atraídos hacia dioses falsos, Dios
quitará esas bendiciones.

Se necesita fuerza para tener fe y mantenerse fiel a la
Palabra de Dios cuando el mundo grita que nuestras vidas deben verse de una manera
determinada si queremos encajar, obtener esa promoción, o alcanzar nuestras
metas. Escuchamos que la cultura grita que podemos hacerlo por nuestra cuenta,
que somos más que suficiente, y que podemos luchar y llegar hasta la cima si
nos esforzamos.

Como cristianas, estamos llamadas a vivir en contra de la cultura.
No estamos destinadas a encajar ¡este no es nuestro hogar! Y Dios no quiere que
hagamos nada de esto por nuestra cuenta. Él desea una relación con nosotras
donde confiemos en Él y en Sus planes, y sepamos que Él peleará por nosotras. A veces, lo más fuerte que podemos hacer es
dejar la lucha a los pies de la cruz.

Josué sabía que los israelitas iban a necesitar el
recordatorio de que Dios había cumplido Sus promesas antes, y que lo haría de
nuevo. Necesitaban recordar que fue Dios quien expulsó a las naciones de la
Tierra Prometida. Fue Su victoria, y ellos fueron invitados a gozarse en ella
debido a su fidelidad.

“El mayor peligro de Israel no fue el militar; fue el
espiritual. La clave del éxito de Israel no estaba en su fuerza sino en cuán
dedicados estaban a la voluntad y la gloria de Dios”- Dr Tremper Longman
(Comentario Bíblico del Antiguo Testamento de Layman)

¿Hay
áreas de tu vida que necesitan ser devueltas a Dios, cosas por las que has
estado luchando en tu propia fuerza? Sé fuerte y valiente, y confía en que Dios
todavía cumple Sus promesas – y que son “sí y amén”. (2 Corintios 1:20)

En Él,

Crystal


Fuente Original: Sé fuerte para guardar la Palabra de Dios