Señor Guarda Mi Interior

Muchos de nosotros vivimos una vida que no es correcta, sabemos que no estamos bien y no hacemos nada por evitar lo que no le agrada a Dios. Esos hábitos que no nos convienen nos apartan de Dios y la mejor manera de entrar a la presencia de Dios, es cortar de raíz las cosas que nos pueden perjudicar nuestra vida espiritual con Dios. La mejor manera de gozar una vida saludable es poner de nuestra parte y pedirle al Señor que nos restaure completamente. Es necesario poner de nuestra parte y pedirle al Señor que trabaje en esas áreas que necesitan ser cortadas de raíz y así agradar a Dios. En una ocasión Jesús comienza a enseñarles a Sus discípulos diciéndoles:

“Pero Yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno” (Mateo 5:28-30 (RVR1960)

El mensaje que Dios nos enseña en este día no tiene que ver con la automutilación, mas bien tiene que ver con el auto control de los pensamientos adúlteros y todo pecado que necesitan ser cortados de nuestras vidas. El Señor nuestro Dios demanda un control total sobre los miembros del cuerpo, Él no quiere decir que te corte las manos o te saques los ojos. Dios quiere que todos nosotros meditemos en las cosas que no son de Su agrado y las cortemos de raíz en el nombre de Jesús.

En una conferencia tuve la oportunidad de conocer a una persona ciega que le faltaban sus ojos, en el momento de ministrarle me contó que él mismo se había sacado los ojos debido al pecado que había cometido. Lamentablemente y de manera errónea él había escuchado el versículo en Mateo 5:28-30 y procedió sacándose los ojos. Este mensaje es mal interpretado por muchos debido a que mi pueblo perece por falta de conocimiento. Cuando nuestro Señor Jesús les enseñaba a Sus discípulos el mensaje que se encuentra en Mateo 5:28-30 no lo hacía para que ellos y nosotros físicamente nos cortáramos los pies, las manos, ni mucho menos sacarnos los ojos. Lo que significa esta enseñanza es que Jesús anhela que nosotros cortemos de raíz el pecado que nos separa de Dios.

¿Qué existe en tu vida que desea cortar de raíz?

Es el alcohol, las drogas, el adulterio, el juego, la envidia, las malas palabras, las “amistades” que solo te inducen al pecado, las mentiras, juzgar y hablar mal de los demás, falta del perdón, las dudas, las trampas, vivir una doble vida oculta no agradable a Dios, la pornografía, y un sinnúmero de malas aptitudes y hábitos que no edifican y solo nos separan de Dios.

Amados hermanos, ¿Qué es lo que no puedes cortar en tu vida? ¿Qué tan grande es tu pecado que no puedes deshacerte de el? Quizás me dirás “las raíces que tengo son muy profundas y no se pueden cortar”. Queridos hermanos, hoy el Señor viene a libertarte y romper esas cadenas que no te deja respirar. Entrégale a Dios todas tus cargas y Él cortará de raíz todos tus pecados. Es necesario cortar todo lo que no le agrada a Dios para vivir una vida en victoria. Esto lo vamos a lograr cuando decidimos sacar todo lo que no le agrada a Dios. La Palabra del Señor nos dice en Corintios 5:17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”.

Oremos:

Amado mío y Dios mío, vengo ante Ti tal como soy un pecador. Señor te pido perdón por todos mis errores y cosas que necesitan ser sacadas y cortadas de mi vida. Te pido fuerzas para poder cortar lo que no te agrada y vivir una vida agradable a Ti. Padre Eterno, hoy te pido que me de fuerzas para guardar mi interior, mi corazón para no pecar contra Ti. Amén

Mensaje de Dios
www.ministeriosdesanidad.org



Fuente Original: Señor Guarda Mi Interior

Anterior PublicaciónEl pensamiento del Día
Siguiente PublicaciónBuen Dia – Valiente humildad