SER PACIENTE

1 TESALONISENSES 5:14 “También les encargamos, hermanos, que reprendan a los indisciplinados, que animen a los que están desanimados, que ayuden a los débiles y que tengan paciencia con todos.”

 Otra vez, podía ver pelos por todo el lavamanos. Mi esposo se había recortado el bigote. Traté de calmarme y recordar todas sus virtudes. Seguramente a él también le molestan algunas cosas mías. Lynn y yo hemos estado casados más de 47 años. Eso es mucho tiempo para estar con alguien.

Un día leí el versículo citado arriba sobre el consejo de Pablo a los tesalonicenses: «… tengan paciencia con todos». Cuando volví a encontrarme con los pelos del bigote me dije a mí misma: «Cada vez que encuentre pelos en el lavamanos, daré gracias a DIOS por las pequeñas cosas que mi esposo hace por mí». ¡De pronto, había hallado tantos motivos para dar gracias que ahora alabo a DIOS por esos bigotes!

A menudo doy gracias a DIOS por haber puesto a Lynn en mi camino y compartir con él mi vida. Y también me aseguro de que él sepa cuánto significa para mí.

Decidí hacer lo mismo con las personas que me irritan. En lugar de prestar atención a lo negativo, pienso en alguna de sus cualidades positivas y agradezco a DIOS por ello. ¡Tal vez, si todos leyésemos atentamente las palabras de Pablo, este mundo se volvería poco a poco más paciente y amoroso!

OREMOS Bondadoso DIOS, ayúdanos a tener paciencia con todas las personas con quien nos encontremos hoy. Oramos en el nombre de Jesús. Amén.

Sra. Nancy R. Meyer (Nebraska, EE.UU.)

El Aposento Alto