Todos los pecados son iguales

En el mes de marzo del año 2014 escribimos un devocional titulado "El Pecadometro" en el cual indicamos que Dios no hace diferencia entre un tipo de pecado y otro. Con la frase del título de hoy y con lo indicado en aquel momento, procedemos a escribir el presente devocional. Traigo este tema hoy, por una situación que pasó ayer en nuestra sociedad Dominicana y que reflejó que necesitamos practicar el perdón, que hay una gran carencia de éste en nosotros. Que decimos: "Dios tenga misericordia" pero no la practicamos. Que decimos: "Dios es Amor", pero no amamos al prójimo. Que decimos: " Dios es el Único que puede quitar una vida" pero estamos públicamente apoyando que se establezca la cadena perpetua (que nunca buscará restaurar la persona) y el asesinato llamado "pena de muerte" para nuestra sociedad Dominicana. Que le pedimos perdón a Dios pero somos implacables con nuestro prójimo negándole el perdón.

 La Palabra de Dios dice en 1ra. Corintios 6:9-11 “¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos de vosotros; pero fuisteis lavados, pero fuisteis santificados, pero fuisteis justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios”.  También dice en Romanos 6:19-23 “Hablo en términos humanos, por causa de la debilidad de vuestra carne. Porque de la manera que presentasteis vuestros miembros como esclavos a la impureza y a la iniquidad, para iniquidad, así ahora presentad vuestros miembros como esclavos a la justicia, para santificación. Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres en cuanto a la justicia. ¿Qué fruto teníais entonces en aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de esas cosas es muerte. Pero ahora, habiendo sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como resultado la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”.

 RECUERDA, CRISTO JESÚS MURIÓ POR EL PECADO DE LA HUMANIDAD. ÉL NO MURIÓ POR UN PECADO Y POR EL OTRO NO. ÉL MURIÓ TANTO COMO POR LA MENTIRA COMO POR EL HOMICIDIO. MURIÓ TANTO POR LA HIPOCRESÍA COMO POR EL ORGULLO Y LA HOMOSEXUALIDAD. DIOS NO TIENE PECADOMETRO Y NO EXISTE LA “MENTIRA PIADOSA”. LA MENTIRA COMO EL ASESINATO SON IGUALES PARA DIOS Y QUIEN PRACTICA UNA DE ELLAS NECESITA EL MISMO ARREPENTIMIENTO Y NECESITA EL MISMO PERDÓN. TODO PECADOR NECESITA ARREPENTIMIENTO Y NECESITA CONVERTIRSE A CRISTO JESÚS RECONOCIÉNDOLE COMO REY, SEÑOR Y SALVADOR. ¿YA LO TIENES EN TU VIDA?

 Dios te bendiga,

Luis Manuel Polanco Schott

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

YouBlessing

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com