Un samaritano moderno

 

consolandoAconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo. Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él.”  Lucas 10:31-34

El buen samaritano…..una hermosa historia que ilustra la obra que debemos hacer para honrar el mandamiento de amar al prójimo; pero con demasiada frecuencia se queda en solo “una historia”.

 

Una mujer llamada Ana Smith llegó al hogar de una familia muy pobre en donde el jefe de la familia estaba enfermo sufriendo agudos dolores. La mujer entró a visitar este hogar con el propósito de hablarles algo acerca de Cristo. Pero el hombre de muy mal talante dijo a la mujer: “No quiero que nadie ore aquí ni lea la Biblia, pues no creo en ninguna de estas cosas.”

Inmediatamente Ana Smith aseguró al hombre y a la esposa afligida que haría algo para ayudarlos, y se fue para conseguir provisiones y ropa para la familia.

Cuando la señora Smith regresó, el hombre que bruscamente le había prohibido que orara o leyera la Biblia le dijo: “Léame por favor la historia del Buen Samaritano.” La señora Smith lo hizo con gusto, y cuando terminó de leer dijo el enfermo: “He visto muchos sacerdotes y levitas, pero nunca antes había visto un buen samaritano.” La amargura del hombre y sus prejuicios desaparecieron por causa de una buena acción de una cristiana.— Arnold

Si nos fijamos con detenimiento es seguro que a nuestro alrededor tendremos la gran oportunidad de hacer la obra del Buen samaritano que nos describe la Biblia. Detén tu afanada rutina por un instante y observa quien está sufriendo por la enfermedad de un familiar, quien está pasando por una rotura amorosa; quien acaba de perder un ser amado; quien hace poco se ha quedado desempleado; quien ésta pasando por una gran tribulación.

Tú puedes ser el samaritano, acércate a esa persona, tú puedes vendar sus heridas con una dulce palabra, tú puedes hacer la diferencia. Invítale a almorzar y dale aliento, ayúdale con lo que puedas si su necesidad es material. No digas de largo, no ignores al que ésta sufriendo frente a ti.

No seamos egoístas, no esperemos que otra persona lo haga. Desarrollemos el amor por el prójimo. En este mundo actual hace falta gente que haga la diferencia, súmate y hagamos de nuestro pequeño círculo un mejor mundo. Pongamos en práctica la bondad que está en nuestro corazón.

DECLARACION: QUIERO SER UN BUEN SAMARITANO MODERNO

Oración: Amado Jesús, gracias por los ejemplos de comportamiento que nos dejaste como guía, ayúdame a ser como tu cada día y ser menos egoísta. Sé que me diste el potencial de amar, te pido que me ayudes a desarrollarlo y practicarlo con mi prójimo. Gracias Señor. Amen.

-MN

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónCuando nos sintamos agotados
Siguiente PublicaciónSuperando una rotura

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.