Yo decidí Esperar en Dios

legal “…….Saúl le contestó: —Vi que mis hombres me abandonaban, y que tú no llegabas cuando prometiste, y que los filisteos ya están en Micmas, listos para la batalla…..De manera que me vi obligado a ofrecer yo mismo la ofrenda quemada antes de que tú llegaras.

—¡Qué tontería! —exclamó Samuel—. No obedeciste al mandato que te dio el Señor tu Dios. Si lo hubieras obedecido, el Señor habría establecido tu reinado sobre Israel para siempre.” 1 Samuel 13:11b-13

Cuando el rey Saúl se cansó de esperar a Samuel para hacer la ofrenda a Dios, fue presa de la histeria al fijarse en la cercanía y la fuerza de sus adversarios; dejando esto sin efecto la grandeza de Dios, así que decidió hacer por sus propios medios aquello que consideró se le había escapado a Dios.

Leer esta parte de la historia de Saúl puede hacernos pensar  la necia manera de conducirse bajo esas circunstancias. Y nos parece que estamos muy lejos de hacer algo parecido, pero ¿cuantas veces actuamos neciamente al igual que el rey Saúl?

Saúl fue elegido rey de entre todas las tribus, seleccionado de la tribu más pequeña, tal como a Dios le place, toma lo vil y despreciado para engrandecer Su nombre; sin embargo Saúl no llegó a comprender la honra con la que el Señor lo distinguió. Esto mismo pasa con nosotros de vez en cuando, olvidamos los creativos milagros y las maravillosas obras con las que Dios nos ha bendecido y entonces cuando llega una prueba mayor entramos en pánico porque no vemos la mano de Dios obrar con la prisa o de la manera que nosotros entendemos Él debe actuar.

Errores cometidos por la desesperación, acciones que nos llevan a romper el orden de Dios en nuestras vidas porque nos dejamos mover por las corrientes del mundo, asumiendo que los tiempos y las maneras deben ser las establecidas por nuestra sociedad actual.

Las presiones del tiempo y la sociedad hacen que olvidemos que fuimos llamados y escogidos con propósitos muy especiales; y que nuestro caminar y accionar no se rige por las normas de este tiempo. Dios sabe los planes que tiene para nosotros y sabe perfectamente cuando estamos listos. Accionar sin la aprobación de Dios puede ser muy devastador para nosotros.

Si lo que estas esperando se ha tornado en algo inaguantable, incluso tanto más que puede volverse anormal; consuélate en estos versos sobre Saúl, porque nuestro Dios actúa fuera de lo normal, tan sobrenaturalmente que al traer tu respuestas quedarás en asombro por sus maravillas.

En medio de tu proceso de espera procura no desesperarte como Saúl, orienta toda esa ansiedad en buscar la sabiduría del Espíritu Santo, quien te llenará de todo cuanto necesites para seguir la buena batalla de la fe y alcanzar la victoria esperada.

DECLARACION: YO DECIDO ESPERAR EN DIOS

Oración: Padre bueno, yo sé que tú quieres darme lo mejor. Reconozco que tus promesas para mi vida se cumplirán, ayúdame a esperar de ti y ha no desesperar en medio de la prueba. Me consuelo en tu palabra y en tu fidelidad, en el nombre de Jesús.

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.