Yo Soy Tu Fortaleza

                             Yo Soy Tu Fortaleza

Cuántas veces en circunstancias de la vida hemos pasados por situaciones donde sentimos que las fuerzas se desvanecen ante una situación y no tenemos deseos de continuar. En momentos así podemos ver y sentir a Dios obrando en nuestras vidas. Lo podemos sentir en un mensaje de texto, en una predicación o en una revelación de parte de Dios. Cuando nos sumergimos en la Palabra de Dios, tenemos comunión con Él y Él con nosotros. Dios conoce cuándo nos sentimos cansados y afligidos por situaciones que solo Él puede resolver. En medio de la situación, Él por Su misericordia nos fortalece y nos levanta. El Señor nos fortalece con estas palabras y nos dice: Yo Soy tu Fuerza, tu Salvación y tu Baluarte. El SEÑOR es mi fuerza y mi Escudo; mi corazón en Él confía; de Él recibo ayuda. Mi corazón salta de alegría, y con cánticos le daré gracias. El SEÑOR es la fortaleza de Su pueblo, y un Baluarte de Salvación para Su ungido. Salva a tu pueblo, bendice a tu heredad, y cual Pastor guíalos por siempre. Yo Soy el que Pelea por ti. Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.

Recuerda hija Mia, y no te olvides hijo Mío que Yo Soy tu Dios: Y me seréis por pueblo, y Yo seré vuestro Dios. Tu pleito Yo lo defenderé y no permitiré que caiga en vergüenza, porque Yo Soy tu Abogado, el que te defiende. No temas, porque Yo te he redimido, te he llamado por tu nombre; Mío eres tú. Cuando pases por las aguas, Yo estaré contigo, y si por los ríos, no te anegarán; cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama te abrasará. Porque Yo Soy el SEÑOR tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador; he dado a Egipto por tu rescate, a Cus y a Seba en lugar tuyo. Ya que eres precioso a mis ojos, digno de honra, y Yo te amo, daré a otros hombres en lugar tuyo, y a otros pueblos por tu vida. No temas, porque Yo Estoy Contigo; del oriente traeré tu descendencia, y del occidente te reuniré. Diré al norte: “Entrégalos;” y al sur: “No los retengas.” Trae a Mis hijos desde lejos, y a Mis hijas desde los confines de la tierra, a todo el que es llamado por Mi Nombre y a quien He Creado para Mi Gloria, a quien He Formado y a quien He Hecho. 

Gracias Padre Eterno por ser mi Fortaleza, mi Abogado y mi Dios.

Escrito Por: Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.